Animada lectura en las piscinas descubiertas de Durango

Espacio que la biblioteca cuenta en las piscinas de Tabira. / A. RUEDA
Espacio que la biblioteca cuenta en las piscinas de Tabira. / A. RUEDA

El servicio al aire libre que la biblioteca cuenta en Tabira ofrece diversos talleres para la juventud los martes y jueves a partir de las cinco

MANUELA DÍAZDURANGO.

El servicio de lectura al aire libre de la biblioteca de Durango se consolida como una de las actividades preferidas en verano. Desde hace 13 años, las piscinas de Tabira cuentan con este servicio que, además de préstamos, promueve talleres, ginkanas y juegos literarios o cuentacuentos. Esta tarde, de cinco a seis, habrá talleres literarios. La participación es libre y gratuita.

Los martes y jueves de julio y agosto se han organizado diversos talleres a partir de las cinco de la tarde. El próximo martes los más pequeños podrán realizar un collage literario, y el 1 de agosto se enseñará a cómo escribir y leer en braile. Se trata, según Estibaliz Albizu, de introducir a los jóvenes en un lenguaje universal que tiene mucho que ver con la biblioteca, ya que desde hace años cuenta con el certificado de accesibilidad universal que hace de sus instalaciones un espacio en el que pueden estar con comodidad personas con todo tipo de discapacidades, incluyendo la visual o auditiva.

El 6 de agosto le llega el turno al taller de reciclaje de libros, y el 8 se ha organizado un cuento musical. El 13 habrá sesión de cuentacuentos y ese jueves de rimas. También se ofrecerá una sesión de e encuadernación el día 20, una yinkana olfativa el 22, y juegos y collages literarios el 27 y el 29.

El objetivo de estas actividades, además de fomentar la lectura, es «acercar los servicios de la biblioteca a un entorno de ocio», apuntó Estibaliz Albizu. Para ello, la caseta de madera ubicada en uno de los laterales de las piscinas cuenta con libros, periódicos o revistas para todas las edades. Además permite hacerse el carnet de la biblioteca, que dispone de más de 20.700 socios, que representa el 70% de la población.

3.000 préstamos al año

La lectura rápida de estos últimos documentos es lo más habitual y aunque se llevan a cabo préstamos, la mayoría de los 3.000 que se realizan de media en los últimos años, se gestionan en la sede central de la biblioteca emplazada en el casco viejo. «Los préstamos en las piscinas dependen del verano que haya, este año, el calor está animando la entrada de usuarios a nuestra caseta», apuntó. Entre los libros más prestados en 2019 se encuentra la novela de Fernando Aramburu 'Patria', la triología policiaca de la Ciudad Blanca escrita por Eva García Sáenz de Urturi y 'Las hijas del capitán' de María Dueñas. Y en euskera 'Amaren eskuak', de Karmele Jaio; 'Kolosala izango da' de Joseba Sarrionandia; 'Rosa itzuli da' de Pako Aristi; 'Kuaderno handia' una novela escrita por Agota Kristof y 'Ni, Vera' de Itxaso Martin.

Si bien la biblioteca Bizenta Mogel abre en julio de 9.00 a 14.00 horas y de 17.00 a 20.00 horas, en agosto será solo matinal. «El lector de todo el año sigue yendo a la biblioteca a hacer sus reservas», apuntó.

Temas

Durango