El ambulatorio de Durango cumple 50 años

Personal del ambulatorio de especialidades de Durango y responsables de Osakidetza y del Ayuntamiento de Durango posaron ayer a la entrada del centro. / Y. R.
Personal del ambulatorio de especialidades de Durango y responsables de Osakidetza y del Ayuntamiento de Durango posaron ayer a la entrada del centro. / Y. R.

Con una plantilla de 40 personas ofrece asistencia de catorce especialidades a alrededor de 100.000 personas

YOLANDA RUIZ DURANGO.

Adolfo Leibar Alonso tuvo oportunidad ayer de celebrar el 50 aniversario del ambulatorio de especialidades de Durango. Este traumátolo es uno de los más veteranos que integran la plantilla del centro que, integrada por 40 personas, da servicio a alrededor de 100.000 personas. Aunque no recuerda con exactitud la fecha en la que recaló en este centro, lleva más de tres décadas desempeñando su trabajo en la villa. «Ha ido mejorando cada año», aseguraba este especialista, que tiene los días contados en este centro, puesto que ya tiene previsto jubilarse en mayo del próximo año.

El doctor Leivar siente nostalgia de tener que dejar a un largo el «buen ambiente» que se respira en el ambulatorio de Durango y que ayer se hacía evidente ante tan importante celebración. En este acto, el director gerente de la OSI Barrualde-Galdakao, Jon Guajardo, reconocía «el gran compromiso, la empatía y capacidad de trabajo» del personal del centro, que depende del hospital de Galdakao desde 1998.

Y es que desde que el ambulatorio abriera sus puertas en la calle Herriko Gudarien ha experimentado distintos cambios. Ya ellos se refería una vecina de Durango de 56 años. Idoia recordaba que durante su infancia fue sometida allí a una intervención quirúrgica para extirparle las amigdalas. Por aquellos años este centro, que se abrió el 2 de marzo de 1969, acogía también a los médicos de cabecera y pediatras para cubrir la asistencia de la población de la villa.

Pero el amplio volumen de actividad que registraba llevó al departamento de Salud del Gobierno vasco a construir un nuevo centro en la zona de Landako y destinar el existente para atender las especialidades de las personas procedentes de Amorebieta, Durango, Markina, Ondarroa y Abadiño-Berriz-Elorrio.

62.000 consultas

Guajardo resaltaba la digna evolución que ha experimen este centro, «que ha sabido adaptarse a los cambios y ha consolidado su actividad. Además, desde que somos una organización sanitaria integrada, se ha mejorado la coordinación entre la atención primaria y la hospitalaria, favoreciendo, de esta manera, una atención integral al paciente».

En esta importante labor, el director gerente de la OSI Barrualde-Galdakao elogiaba «la gran formación y experiencia» del personal de ambulatorio de Durango. La plantilla está compuesta por 12 profesionales de enfermería, 2 matronas, 3 auxiliares de enfermería, 3 técnicos de rayos, 1 celador, 8 auxiliares administrativos y personal facultativo de 14 especialidades hospitalarias: Cardiología, Cirugía General; Dermatología, Digestivo,Endocrinología, Ginecología; Reumatología, Neurología; Oftalmología, Otorrinolaringología, Respiratorio; Traumatología, Urología y Radiodiagnóstico.

Con una media de 62.000 consultas cada año, realiza más de 30.300 pruebas diagnósticadas de Radiología, 4.439 de ellas son ecografías y la mayoría, 25.877, son radiografías.

En la celebración del 50 aniversario, que contó con la persencia de varios miembros de la Corporación y la alcaldesa, Aitziber Irigoras, estuvo también presente Andoni Arcelay, director de Asistencia Sanitaria de Osakidetza. En cuanto a la atención sanitaria, el veterano traumatólogo Adolfo Leibar matizaba que «cuanto más especialista haya, más lista de espera se generara porque los médicos de cabecera derivan a más pacientes. Quince días de espera es lo aconsejable».

Temas

Durango