Alertan de invisibles marcas de pegamento para robar en las casas

La Ertzaintza ha registrado esta semana cuatro denuncias en Durango y Amorebieta con el mismo sistema

MANUELA DÍAZ DURANGO.

Con la llegada de Semana Santa, lo que para unos es temporada de vacaciones, para los cacos es periodo intenso de trabajo. Y el Duranguesado no escapa a esta actividad. En lo que llevamos de semana, en el comarca se han producido cuatro robos en viviendas y todos ellos con el mismo 'modus operandi'. Marcan las puertas con un «prácticamente imperceptible» hilo de pegamento y entran utilizando el método 'bumping', capaz de abrir una puerta sin la llave del propietario en cuestión de segundos y sin necesidad de forzar la cerradura. Un método en el que están especializadas las bandas georginas y sobre el que alertan desde la Ertzaintza.

A los tres casos registrados el pasado lunes en viviendas de Durango -dos en la zona de Murueta Torre- y otra en Amorebieta-Etxano, se sumó el miércoles un nuevo robo en el barrio Jauregizahar de la localidad zornotzarra. Las cuatro denuncias se encuentran bajo investigación de la Ertzaintza. Según explicaron desde el Departamento de Seguridad del Gobierno vasco, estas bandas especializadas en asaltar viviendas suelen estudiar la zona antes de actuar para seleccionar a sus víctimas y marcar las casas para preparar el robo.

Doble vuelta en la llave

Los trozos de papel o plástico han pasado a la historia, y para ello utilizan una hilo de pegamento «entre el marco y la puerta»que apenas es visible. «Suelen colocarlo en la parte alta de la puerta, en zonas sombreadas de difícil localización». Esas marcas actúan como testigos para saber si la vivienda está ocupada. Si el testigo continúa en su sitio, proceden a entrar en la vivienda con el método 'bumping', que con ayuda de una llave manual y un martillo consigue abrir la puerta sin necesidad de forzar la cerradura de seguridad.

Cuando el propietario llega a casa, su llave no responde y no consigue abrir. «Se trata de un sistema muy efectivo», señalaron fuentes del Departamento de Seguridad. Por ello, aconsejan alertar a la Ertzaintza en el caso de que la ciudadanía perciba gente desconocida merodeando por las viviendas, si observan alguna marca en sus puertas o si su llave no responde. Para evitar estos robos o al menos ponérselo difícil, los agentes aconsejan cerrar la puerta con doble vuelta.

Estas mismas fuentes informan que se trata de bandas itinerantes. «Cuando ven más vigilancia y presencia policial, cambian de demarcación», indican.

Temas

Durango