«La alegría que dejamos en los menores y las familias no tiene precio»

El rey Baltasar, de origen nigeriano, se siente satisfecho de llenar de ilusión a Durango y Iurreta en los últimos ocho años. / IGNACIO PÉREZ
El rey Baltasar, de origen nigeriano, se siente satisfecho de llenar de ilusión a Durango y Iurreta en los últimos ocho años. / IGNACIO PÉREZ

Subraya el rey Baltasar ante el desfile que recorrerá mañana por la tarde las calles de Durango y alrededores con una mayor seguridad

YOLANDA RUIZ DURANGO.

Baltasar despierta pasiones al paso de la comitiva real que mañana por la tarde desfilará por los diferentes municipios de la comarca del Duranguesado cargados de ilusión y de regalos. El sabe bien que es uno de los Reyes Magos de Oriente preferido por el público y así se lo hacen saber al paso de la cabalgata. «La alegría que dejamos en la cara de los menores y las familias no tiene precio», subraya el nigeriano que volverá a recorrer Durango por octavo año consecutivo.

Forma parte del alrededor del centenar de personas que componen la comitiva real, a las que se suman los integrantes de la Banda de Música Tabira, a su paso por la villa, donde este año se reforzará la seguridad para evitar incidentes tanto con la media docena de vehículos que desfilarán junto a las tres carrozas de Melchor, Gaspar y Baltasar, así como con el fuego de las antorchas que portarán los 36 pajes que acompañarán a los Reyes Magos, una docena por cada uno de ello.

Cuatro personas se encargarán de proteger a cada una de las carrozas para evitar que se produzca algún percance ante la avalancha de la mutitud que se concenta a lo largo del recorrido, que partirá a las seis de la tarde de la calle Bixente Kapanaga de Iurreta. «Algunas personas se echan hasta las ruedas de los vehículos para coger caramelos y otras se aproximan a las antorchas, sin percatarse del peligro que conlleva el fuego», detallan desde las Congregaciones Marianas, encargadas de organizar la cabalgata con más antigüedad que se desarrolla en el territorio vizcaíno. Los datos que maneja este colectivo recogen que ya se promovía en 1904.

Los organizadores del desfile desde hace más de cinco décadas destacan que en él se valora sobre manera la cercanía que los Reyes tienen con el público asistente. Tanto en el bulevard iurretarra de Askondo como en los soportales delAyuntamiento tiene ocasión de poder compartir un rato con sus Majestades llegados desde Oriente. Desde este último lugar, además, se desplazarán a pie hasta el pórtico de Santa María, para adorar al niño Jesús en el belén viviente que les esperará en el portico de Santa María, lo que propicía un acercamiento directo con las personas.

A continuación, volverán a subir a las deslumbrantes carrozas, que por sexto año consecutivo recorren la villa y Iurreta, para concluir su recorrido en el frontón del barrio de San Fausto. A lo largo del itinerario se arrojarán 700 kilos de caramelos, que han sido donados por la asociación de comerciantes Dendak Bai y Simply. Los ayuntamientos de Durango y Iurreta también colaboran en la financiación del desfile, cuyo presupuesto ronda en torno a los 19.000 euros.

Fantasía en Amorebieta

En Amorebieta, por otro lado, la comitiva real partirá desde el polígono industrial de Biarritz a partir de las seis de la tarde. Las carrozas de Melchor, Gaspar y Baltasar estarán acompañadas de una cuarta, con un amplio cargamento de fantasía, que hará las delicias del público menudo. Como colofón del desfile, la Herriko plaza permitirá a las personas asistentes acercarse a sus Majestades para transmitirles sus últimos deseos

.

El barrio abadiñarra de Muntsaratz supondrá el punto de arranque de la comitiva real a las seis de la tarde. Tras pasar por Zelaieta, concluirá en Matiena. En Berriz arrancará media hora antes en el convento de las Mercedarias y concluirá con una chocolatada en la plaza de Olakueta. A las 17.30 horas también está prevista la presencia de los Reyes Magos en el pórtico de la iglesia.

Temas

Durango
 

Fotos

Vídeos