Abrazo por el derecho a migrar

Presentación del gran abrazo que se ha organizado en Durango para el 5 de mayo. /  Y. R.
Presentación del gran abrazo que se ha organizado en Durango para el 5 de mayo. / Y. R.

Durango ha sido el enclave de Euskadi elegido para desarrollar la reivindicación que tendrá lugar en varios lugares de Europa el 5 de mayo

YOLANDA RUIZ DURANGO.

La villa de Durango ha sido elegida como el enclave de la comunidad autónoma vasca para alzar la voz y protagonizar un gran abrazo «por el derecho a vivir y a migrar con dignidad». Las plataformas Ongi Etorri Errefuxiatuak de Ermua, Amorebieta y la villa promueven esta iniciativa, que se desarrollará el 5 de mayo en distintos lugares de Europa. «No más muros, tendamos puentes», matizaron Alaitz Berriozabalgoitia, Braulio Montequín y Sabin Bilbao durante la rueda de prensa ofrecida ayer en Pinondo Etxea.

La idea de organizar este gesto reivindicativo, que esperan sea multitudinario, surgió en el encuentro internacional que se desarrolló en Artea el pasado mes de noviembre. En aquel encuentro se pensó promover un acto para recordar la muerte o desaparición de 2.262 personas en un año. «La travesía del estrecho se ha convertido en la frontera más letal del mundo, siendo Europa el escenario principal de la crisis migratoria más grave desde la segunda Guerra mundial, causada por los conflictos armados y un sistema económico capitalista, neocolonial y heteropatriarcal que genera explotación, expolio y expulsión».

Con la gran abrazada que se protagonizará en mayo en el entorno de Landako Gunea se persigue colocar las vidas y los derechos humanos en el centro, «demostrando que no hay barreras que nos puedan dividir a las personas en categorías», matizaron desde Ongi Etorri Errefuxiatuak. Esta plataforma insta, asimismo, a que se deroge la ley de extranjería, al cierre de los CIES y al derecho a la libre circulación de las personas.

Ante la proximidad de las elecciones municipales, forales, generales y europeas, los promotores de este gesto solidario mostraron su preocupación por los discursos «xenófobos, retrógrados y antifeministas de algunos partidos. No queremos que los derechos humanos migren y se vayan de Europa. Los derechos humanos no se votan, no deben de quedar a merced de vaivenes electorales, los derechos humanos se abrazan».

Recordaron, por otro lado, que el próximo 4 de abril se celebrará una asamblea informativa sobre el gran abrazo. La cita tendrá lugar en Pinondo Etxea a las siete de la tarde.

Temas

Durango