Abadiño tendrá que esperar al próximo verano para disfrutar de los juegos acuáticos en Matiena

Aspecto que muestra la remodelada plaza de Galicia junto al apeadero de Matiena. / N. CAYADO
Aspecto que muestra la remodelada plaza de Galicia junto al apeadero de Matiena. / N. CAYADO

El alcalde, Mikel Garaizabal, se compromete a agilizar los trámites para licitar el proyecto en la reformada plaza de Galicia

NAHIKARI CAYADOABADIÑO.

«¿Para cuándo los chorros de agua que se iban a instalar en la plaza Galicia?». Esta pregunta ha sido un mantra para el vecindario del popular barrio abadiñarra de Matiena, que esperaba con anhelo una alternativa de ocio acuático en la zona, tal y como había quedado aprobado en la anterior legislatura. Ante la inquietud ciudadana, el alcalde, Mikel Garaizabal, ha dado a conocer a través de un bando que la zona de juegos acuáticos no será una realidad este verano, pero que será inaugurada el próximo año.

Garaizabal advierte que la demora del proyecto, que contempla los chorros de agua, se debe a que el proyecto «no ha sido aún licitado». Garaizabal se ha comprometido a agilizar los trámites para que las y los abadiñarras puedan disfrutar de esta área de esparcimiento «lo antes posible».

Se habilitarán chorros de agua de distinta intensidad y tamaño para que la población pueda disfrutar a remojo los meses de más calor. El alcalde destaca, además, que estos juegos de agua han tenido una gran acogida en Ermua y Markina, donde se implantaron hace ya varios años.

Aparcamiento

Esta actuación, sin embargo, parece estar poniendo a prueba la paciencia del vecindario de Matiena, que esperaba contar con ellos este verano. Y es que el proyecto ya ha sufrido más demoras.

Ya a principios de este año, el exalcalde José Luis Navarro admitía que el retraso de las obras se debió a modificaciones en el proyecto, ya que las tomas de agua se habían previsto en un principio por donde discurrían las conducciones del gas, lo que obligó a modificar el recorrido.

Esta iniciativa viene de la mano de la remodelación integral de todo el entorno de la plaza, que muestra una imagen más amable. Toda esta transformación urbanística ha sido posible gracias al soterramiento del trazado ferroviario a finales del 2012. Las actuaciones han sido sufragadas por Euskal Trenbide Sarea, que ha invertido 939.363 euros en modificar el degradado espacio.

Zonas peatonales, espacios de estancia y recreo, arbolado, nuevo pavimento y mobiliario urbano han propiciado un espacio más cómodo para la ciudadanía de la localidad. El Ayuntamiento, sin embargo, se hará cargo de acondicionar los chorros de agua. Asumirá también el acondicionamiento de un aparcamiento con el mayor número de plazas que se pueda junto al apeadero del tren. El Ayuntamiento, sin embargo, aún carece de la parcela que precisa para poder desarrollar el plan que ofrezca una salida al tráfico.