LA CLAVE

Abadiño se decanta por respetar los árboles en la transformación del Ferial

Los árboles se salvan tras las movilizaciones del vecindario por mantener el patrimonio natural. / N. CAYADO
Los árboles se salvan tras las movilizaciones del vecindario por mantener el patrimonio natural. / N. CAYADO

El alcalde en funciones asegura que se mantiene el «mismo proyecto, por lo que esperamos que las obras arranquen de manera inmediata»

NAHIKARI CAYADO ABADIÑO.

Los centenarios árboles plataneros no se retirarán del Ferial de Zelaieta. El alcalde en funciones de Abadiño, José Luis Navarro, ha optado por mantenerlos tras el último informe elaborado por la empresa Doctor Árbol, a petición del colectivo vecinal que se oponía a su tala para llevar a cabo las obras de urbanización y peatonalización en esta zona. El buen estado en que se encuentran ha llevado al Consistorio a manener la mayoría de ellos, sólo se retirarán «tres o cuatro por problemas de accesibilidad y un par porque se encuentran en mal estado», detallaba ayer el primer edil, que abandonará el Ayuntamiento en la próxima legislatura.

Navarro se siente satisfecho de que «la gran mayoría de ellos se mantengan, que es lo que nosotros queríamos en un principio». La decisión, sin embargo, se ha tomado después de que el vecindario se movilizase en contra de su retirada. Recogieron 1.274 firmas y contrataron los servicios de un ingeniero de Doctor Árbol para que elaborese un diagnóstico del estado en que se encontraban. «Destrozarán parte de nuestro patrimonio natural», esgrimieron a favor de que se conservarán en el proyecto de la renovación integral del centro del casco urbano de Zelaieta para dar prioridad al petón, además de mejorar infraestructuras.

«Mantenemos el mismo proyecto, por lo que esperamos que las obras arranquen de manera inmediata», puntualiza Navarro a la espera de reunirse con el técnico municipal, el ingeniero responsable del proyecto y el promotor para poner fecha al inicio de las obras. Los trabajos de peatonalización de Zelaieta, además, van de la mano con la construcción de la rotonda en la zona del Calvario. El hecho de que la Diputación haya cedido ya de forma oficial al Ayuntamiento la titularidad de la BI-3336, antigua N-636 Beasain-Durango, entre la entrada de Zelaieta y Atxondo.

La cesión de un tramo de la BI-3336 foral permitirá ejecutar una rotonda en la zona del Calvario

1,7 millones de euros

«Los trabajos previstos tienen por objeto la reconversión de este tramo en calle urbana mediante la ejecución de modificaciones para reducir la velocidad, ordenar las intersecciones y facilitar la movilidad peatonal», informan desde la entidad foral, que aportará 1,2 millones de euros para su financiación.

Con esta cesión, el Consistorio podrá transformar la vía en una travesía urbana y lograr así«un pueblo más amable». La glorieta posibilitará que los vehículos puedan acceder al centro de Zelaieta. La titularidad de este tramo de carretera permitirá también futuras mejoras de accesibilidad, como la construcción de una segunda rotonda en Muntsaratz.

Los esperados trabajos de peatonalización y remodelación del entorno del Ferialeku se prolongarán, durante ocho meses, por lo que deberan empezar cuanto antes para estar listos en la feria de San Blas.