Abadiño censura el aumento de sanciones por no recoger excrementos caninos

Y. RUIZ ABADIÑO.

El alcalde de Abadiño, José Luis Navarro, censuró ayer que resulta incomprensible que, pese a incrementarse las denuncias por no recogerse excrementos caninos o llevar a los animales sueltos, la ciudadanía tenga que seguir sorteando heces de las mascotas. Ante estas actitudes «incívicas», anima a la ciudadanía a través de un bando divulgado ayer a que se comprometa a mantener limpias las infraestructuras y los espacios que son de uso común.

A la mala práctica de los propietarios de perros que acostumbran a pasear a sus mascotas sin correa por «cualquier zona del pueblo y a cualquier hora», se suma la de aquellos que se resisten a recoger los excrementos que depositan en los espacios públicos de la anteiglesia.

En el bando divulgado por el Ayuntamiento de Abadiño se reprocha también el inadecuado comportamiento de aquellas personas que acostumbran a depositar los residuos fuera de los contenedores y sin respetar las fechas designadas para la recogida. En ocasiones, además , se dejan en el entorno de estos depósitos «enseres que deberían llevarse al Garbigune de Durango, como baterías de coche, cubiertas de ruedas... No es de recibo que por un lado reclamemos más limpieza y por otro ensuciemos nuestras calles cada día más», matiza el mandatario abadiñarra.

Se alude también en este bando a quienes hacen un uso indebido de las áreas de recreo de Astola y Muntsaratz, así como del parque acuático de Uribitarte, dejándolas como si fueran «estercoleros. Se nos llena la boca reclamando derechos y hacemos caso omiso de las obligaciones», advierte Navarro a la ciudadanía.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos