40.388 euros a la semana revertirían en la zona si los colegios elaboraran la comida

Berton Bertokoa asegura que el consumo de productos locales acarrearía beneficios económicos y medioambientales

NAHIKARI CAYADO ATXONDO.

«Si los colegios del Duranguesado dispusiesen de cocina y los comedores ofreciesen productos locales, la comarca obtendría 40.388 euros semanales», apuntan desde Berton Bertokoa, plataforma creada por madres y padres que luchan para lograr la incorporación de productos locales en los comedores escolares y la implantación de cocina en aquellos centros que carecen de ella.

El colegio público de Atxondo realizó un plante reivindicativo al comedor escolar durante una semana el pasado mes de mayo. «Algunos progenitores se dedicaron a preparar el desayuno, otros la comida y otros al cuidado de los niños... Nos organizamos como pudimos. La verdad que fue todo un éxito. Participaron 52 estudiantes y recibimos mucha ayuda por parte de comercios y restaurantes del pueblo», señalan desde Berton Bertokoa.

Durante la semana que duró el plante al comedor escolar, se repartieron 60 menús a 2.40 euros cada uno, lo que equivale a un total de 723 euros semanales. «La empresa de catering, en cambio, cobra el menú a 4.60 euros, la mitad para pagar a la plantilla de trabajadores», indican. A este respecto, subrayan que si el colegio de Atxondo tuviese una cocina donde se pudiese trabajar con productos locales, «el municipio obtendría 23.787,72 euros anuales». Añaden también que si esta iniciativa fuese aplicada en los doce centros escolares e institutos que forman parte de Berton Bertokoa en todo el Duranguesado reverterían en la comarca alrededor de 1.292.416 euros anuales, cantidad que se emplearía en la compra de productos locales de la zona.

Pero las ventajas de comer productos de la zona no solo se limitan a lo económico, ya que según asegura la plataforma contribuirían a disminuir la contaminación. «Ahorraríamos 2.410 kilogramos de CO2 a la semana, lo que equivaldría a más de una tonelada al año en los kilómetros que recorren los alimentos hasta llegar al plato», detallan.

Estas cifras son para Berton Bertokoa un claro reflejo de la cantidad de beneficios que generaría el hecho de comer productos de la zona y de poder cocinarlos en los propios centros escolares. Es por ello que no cesarán en esta lucha.

 

Fotos

Vídeos