Amorebieta será una de las sedes del Festival Europeo de Escuelas de Música

La Herriko Plaza acogerá mañana, a partir de las 18.00 horas, danzas tradicionales de Eslovaquia a cargo de ZUS Jana Fischera-Kvetona de la región de Sered

M. G.

Amorebieta-Etxano será una de las sedes del Festival Europeo de Escuelas de Música EMUSIK hasta el sábado. La Herriko Plaza acogerá mañana, a partir de las 18.00 horas, danzas tradicionales de Eslovaquia a cargo de ZUS Jana Fischera-Kvetona de la región de Sered. Estarán acompañados por los grupos de danza clásica y Hip-Hop/Funky del centro local Zubiaur. El viernes, a las 18.30 horas, en el mismo emplazamiento, actuarán la Banda Sinfónica Lesplufónica de Espluges de Llobregat (Barcelona) y la banda alemana Groovin High Big Band.

Como broche final, el sábado a las 11.30 horas, actuarán la agrupaciones Monkish y la orquesta de guitarras Orchester der MS Brugg, de Suiza, así como la orquesta y coro de la escuela de música de Torroella de Montgrí (Gerona). El personal docente y el alumnado de Zubiaur Musika Eskola participarán en los dos conciertos interpretando el Himno Europeo de la Música y la canción compuesta ex profeso para el festival Musikatu Bizitza. En caso de lluvia las actuaciones se llevarán a cabo con el mismo horario en el Zornotza Aretoa.

Organizado por la Asociación Europea de Escuelas de Música (EMU), EMUSIK es un proyecto de San Sebastián 2016, Capital Europea de la Cultura, que contará con sedes en municipios de lacomunidad autonóma vasca, Navarra, Iparralde y La Rioja. A ellos se desplazarán los participantes llegados de una veintena de países europeos: Bulgaria, República Checa, Dinamarca, Estonia, Finlandia, Francia, Alemania, Hungría, Italia, Letonia, Liechtenstein, Luxemburgo, Noruega, Austria, Polonia, Eslovaquia, Suecia, Suiza y Países Bajos.

Bajo la premisa de que la música es la lengua común que nos une, el Festival Europeo pretende convertirse en una ocasión única para intercambiar conocimientos y experiencias de culturas y territorios distintos y contribuir al acercamiento e intercambio entre los diferentes pueblos europeos.

Además, el certamen pretende dar una mayor visibilidad al trabajo incansable que realizan las escuelas de música a todos los niveles, tanto local como nacional y europeo.