El Correo

Abadiño se echa a la calle por el "cruel y cobarde" asesinato de Mari Luz y Amelia

fotogalería

Concentración en repulsa por los asesinatos. / TELEPRESS

  • El Ayuntamiento de la localidad, que "ofrece todo su apoyo" a la familia y amigos de las víctimas, ha declarado dos días de luto

Cientos de personas secundaron este miércoles la concentración convocada por el Ayuntamiento de Abadiño en repulsa por el asesinato en un piso del barrio de Matiena de Mari Luz Alejo Rodríguez, de 54 años, y su madre, Amelia Rodríguez Sardón, de 88.

Las dos mujeres fueron halladas muertas con signos de violencia en la mañana de este miércoles por la hermana e hija de las víctimas, quien fue al domicilio para informarlas del incendio de la carpintería familiar en Atxondo, donde fue encontrado el marido y yerno de las fallecidas y que apareció golpeado y atado por los pies colgando de un montacargas. Después de ser liberado por dos de sus empleados, fue evacuado al hospital de Galdakao para ser atendido de sus lesiones. Pasada la una y media de la tarde, el hombre recibió el alta y abandonó el centro sanitario. Después de prestar declaración en dependencias de la Policía Vasca, el marido de Mari Luz Alejo Rodríguez fue detenido acusado de homicidio.

Mari Luz acababa de prejubilarse de la empresa Inyectametal de Abadiño y su madre, Amelia, se había trasladado desde Palencia a la vivienda familiar para pasar las Navidades.

La concentración, celebrada antes de que se conociese la detención, estuvo presidida por una pancarta con el lema, en euskera y castellano, "No a la violencia", que ha sido portada por concejales del equipo de Gobierno, todo ellos del Grupo Independiente. El acto se desarrolló en silencio durante quince minutos y al mismo asistieron, además del alcalde, José Luis Navarro, el resto de concejales de Abadiño, así como ediles de otros municipios de la comarca vizcaína del Duranguesado.

Dos días de luto

Por otra parte, el Ayuntamiento expresó su "más absoluta condena ante el cruel y cobarde" asesinato y declaró dos jornadas de luto, en las que las banderas municipales ondearán a media asta. En una declaración institucional firmada por los portavoces del Grupo Independiente de Abadiño, Bildu y PNV, el Ayuntamiento "ofrece todo su apoyo" a la familia y amigos de las dos mujeres asesinadas "en estos duros momentos" y "se pone a su entera disposición para brindarles toda la ayuda que puedan necesitar".

Destacan además que las víctimas han sido, "de nuevo, dos mujeres totalmente indefensas". Es por ello que se reafirma "en su absoluto rechazo a la violencia de género y en la necesidad de adoptar medidas colectivas eficaces para erradicarla".