Berriz congelará las tasas, pero eleva las del gimnasio para incorporar mejoras

El Ayuntamiento pretende continuar ofreciendo los mismos servicios que hasta ahora

ALBERTO CEBRIÁN

Los tres grupos con representación en la Corporación de Berriz coincidieron en el último pleno en congelar la mayoría de los impuestos para no hacer más cuesta arriba la situación de las familias. El equipo de Gobierno local planteó que, tras el incremento de un 2,2% en este ejercicio, no es momento de aplicar una nueva subida en 2015. El Ayuntamiento pretende continuar ofreciendo los mismos servicios que hasta ahora, e incluso incrementar la oferta como es el caso del gimnasio del polideportivo con la introducción de más actividades.

Esta será la principal novedad de las ordenanzas fiscales de 2015. Introducirá nuevas tasas por los cambios que habrá en el gimnasio a partir del próximo año. El Consistorio comprará máquinaria de musculación y contratará un monitor para que asesore a los usuarios, ante la demanda de estas actividades.

El criterio que ha seguido el Ayuntamiento es el de añadir un sobrecoste a quienes tengan, o no, el abono de la piscina, además de la tradicional diferenciación entre empadronados y no empadronados. Así, quienes no cuenten con el carné del recinto acuático pagarán 82,60 o 107,48 euros al año, dependiendo de si si son o no berriztarras, En caso de un abono trimestral, los precios serán 33,15 y 41,01 euros, respectivamente.

Con el abono-piscina el desembolso será menor y pagarán 60,91 euros los empadronados y 79,25euros el resto. El Consistorio también ha incluido una tarifa por pase mensual que costará 17,7 euros para quienes tengan un abono y 23,47 para los que no. La entrada para una sesión será de 2,25 ó 3,45 euros.

El Ayuntamiento, por otro lado, incremenará el Impuesto de Actividades Económicas 0,05 puntos. «El año todavía no ha terminado y el coste de la vida ya ha crecido más que ese 2,2% que subimos en 2014. No queremos aumentar más la presión fiscal a las familias. Aún así, vamos a seguir ofreciendo los mismos servicios», incidió el alcalde, Orlan Isoird. Tanto Bildu como el PSE-EE coincidieron con este análisis.