La Diputación inaugura en Durango un centro de día para enfermos mentales

El complejo, ubicado en un local de Murueta cedido por Obra Social BBK, cuenta con una superficie de 200 metros cuadrados

VIRGINIA ENEBRAL

«Día diez, mes diez y diez plazas más en un flamante centro en Durango». Así resumió Pilar Ardanza, la diputada foral de Acción Social, la apertura de una nueva instalación para enfermos mentales que viene a sustituir a la que albergaba el centro Nafarroa de Amorebieta, además de ampliar su capacidad hasta las 32 plazas. La inauguración tuvo lugar ayer, un día señalado en el calendario, ya que se celebraba el Día Mundial de la Salud Mental. El acto también sirvió para que Avifes, Asociación Vizcaína de Familiares y Personas con Enfermedad Mental con la que se ha sellado el acuerdo para su puesta en marcha, presentase el lema de este año, 'Cambia tu mirada hacia las personas con enfermedad mental. Abriendo mentes, cerrando estigmas'.

El complejo, ubicado en un local de Murueta cedido por Obra Social BBK, cuenta con una superficie de 200 metros cuadrados, distribuidos en diferentes áreas, entre las que se incluye un comedor. Este servicio de atención diurna ofrecerá a los usuarios, que se irán incorporando antes de que finalice este año, diversos programas que posibiliten el desarrollo integral de sus capacidades. El centro busca potenciar la autonomía de estas personas, sus capacidades de actuación de modo independiente al tiempo que facilita su integración.

«Cualquier proyecto de vida necesita ser desarrollado junto a sus semejantes. Favorecer la inclusión de las personas con enfermedad mental requiere de una cambio de mirada» -afirmó Ardanza en alusión al eslogan-, «eso incluye a las instituciones, pero también a los miembros de la comunidad». En ese sentido, la diputada agradeció a los zornotzarras «la acogida» del servicio hasta ayer. «Sois un ejemplo», aseguró. «No sé si será un día diez, pero la apertura de cualquier servicio social es una muy buena noticia porque significa solidaridad», destacó.