Crean en Bizkaia un detector de convulsiones nocturnas de epilepsias

Este lunes, se conmemora el primer Día Internacional del Síndrome de Dravet, para concienciar y dar a conocer esa enfermedad rara que no tiene cura y que no responde a ningún tratamiento actual

EFEbilbao

El Centro de Innovación en Ehealth de BBK, ubicado en el Izarra Centre de Ermua, ha puesto en marcha un programa para detectar convulsiones nocturnas en personas con Síndrome Dravet y otras epilepsias.

Hoy lunes, se conmemora el primer Día Internacional del Síndrome de Dravet, para concienciar y dar a conocer esa enfermedad rara que no tiene cura y que no responde a ningún tratamiento actual.

El Síndrome de Dravet suele aparecer antes del primer año de vida y provoca crisis epilépticas sin control, retraso cognitivo, problemas de movilidad y retraso en el lenguaje.

El centro vizcaíno EIC BBK que investiga sobre esa enfermedad, desarrolla aplicaciones basadas en la informática y las tecnologías de la comunicación para dar respuesta a las necesidades sociosanitarias de las personas que la padecen y otros colectivos de enfermos.

Entre los proyectos que se han iniciado hasta el momento para mejorar la calidad de vida de las personas con esta dolencia destaca, la creación de un Detector de Convulsiones Nocturno que permita controlar a las personas con ataques epilépticos, sin necesidad de realizar turnos de vigilia nocturna.

El Detector de Convulsiones Nocturno que ultiman en el Centro de Innovación EIC BBK es un dispositivo domiciliario constituido por sensores y alertas, basado en la tecnología de Microsoft Kinect 2.0, que permite detectar de forma inmediata el inicio de una crisis epiléptica.