El Correo

La mujer desnuda en la iglesia de Munitibar es "una modelo que colaboró sin problemas"

vídeo

Javier Artaetxebarria, regidor de Munitibar, frente al consistorio del municipio vizcaíno. / ELCORREO.TV

  • El fotógrafo José Ángel Uberuaga, autor de las fotos calificadas del "sacrílegas" por el Obispado y esposo de una juntera del PNV, prefiere no desvelar su identidad

La mujer fotografiada desnuda en la parroquia de Munitibar, encapuchada y atada con unas cadenas, es "una modelo" que colabora con el autor de las imágenes de forma habitual y que "se prestó a posar sin mayor problema". En esos términos se ha pronunciado el fotógrafo y artista plástico José Ángel Uberuaga, que se aprovechó de que su madre cuida del templo -solo se abre una vez al mes- para coger las llaves y convertirlo en su estudio.

Uberuaga, que no ha desvelado la identidad de la modelo, se ha declarado "profundamente religioso" y ha asegurado que las polémicas imágenes, tomadas sin permiso del párroco hace más de un año, pretendían ser "un homenaje a la mujer". El fotógrafo está casado con Mirene Bideguren, teniente de alcalde de Munitibar por el PNV y apoderada por ese partido en las Juntas Generales de Bizkaia desde 2011. El alcalde de la localidad, el jeltzale Jabier Artetxeberria, ha defendido a Uberuaga, una persona "muy reconocida en el mundo del arte y que lleva el nombre del municipio allá por donde va", según sus palabras. "Un artista tiene que transgredir", ha declarado a elcorreo.com.

El Obispado de Bilbao, por el contrario, sostiene que las imágenes, colgadas en la web del fotógrafo, son "sacrílegas", "hirientes" para los creyentes y "humillantes" para la mujer. Además, no ha descartado emprender acciones legales contra Uberuaga.