Behargintza bate récords en la creación de empresas en la zona

Ayudó el año pasado a poner en marcha 65 negocios, la mayor cifra que ha registrado en los últimos doce años

MARTA GOIKOETXEADURANGO

El servicio de creación de empresas de la Agencia Comarcal de Desarrollo de la Mancomunidad ha ayudado a la puesta en marcha de 65 nuevos negocios, dando lugar a 97 nuevos puestos de trabajo. «Son las mejores cifras que hemos registrado en el servicio que se creó hace doce años», apuntó el presidente del órgano supramunicipal, Oskar Zarrabeitia, durante la presentación ayer de los datos de la memoria anual. Asesoró, sin embargo, a 197 personas, de las que 107 fueron hombres y 90 mujeres.

La mayoría de los negocios abiertos guarda relación con la prestación de servicios a otras empresas, así como comercios, negocios de hostelería, firmas de servicios a personas y vinculadas con la industria.

Por lugares de procedencia, los durangueses fueron quienes más uso hicieron de esta prestación. De hecho, fueron 66 las personas, mujeres y hombre a partes iguales, que se acercaron a la sede ubicada en la calle Laubideta para resolver sus dudas empresariales.

Más cooperativas

A continuación, se sitúa Abadiño con 25 promotores (16 hombres y 9 mujeres), Iurreta con 14 (8 hombres y 6 mujeres), Atxondo con 3 (un hombre y dos mujeres) y Mañaria con 2 (ambos hombres), mientras que el resto de emprendedores procedieron de municipios no adscritos al servicios mancomunado, como Amorebieta-Etxano o Berriz, o de fuera del Duranguesado como Bilbao, Dima, Lekeitio, Galdakao o Basauri, entre otros.

En cuanto al perfil del emprendedor cabe señalar que el 70% de las personas que fueron atendidas se encontraban desempleadas (76 hombres y 61 mujeres). «Ante la dificultad de encontrar trabajo por cuenta ajena, deciden llevar sus propios proyectos adelante», explicó María Jesús Ormaetxea, técnica de empresas de Behargintza.

Además, han especificado desde el servicio mancomunado que la mayoría de las consultas fueron realizadas por personas jóvenes, principalmente de entre 25 y 35 años de edad con formación profesional (43%) o universitaria (34%) y habituada al uso de las nuevas tecnologías.

«Ahora se miran más los números que antes a la hora de poner en marcha una actividad por cuenta propia, debido a los problemas que hay de financiación», apuntó Oskar Zarrabeitia, que aprovechó la presentación para solicitar «flexibilidad» a las entidades bancarias en el apoyo económico a nuevos proyectos.

En lo que respecta a la tipología, el 66% de los promotores optó por consolidarse como empresario individual o autónomo. En este sentido, los responsables han señalado que «están en auge otras modalidades y se está incrementando la filosofía del cooperativismo que siempre nos ha caracterizado en la zona». Así, se han creado dos nuevas cooperativas durante el pasado año, así como trece comunidades de bienes, seis sociedades limitadas y una limitada laboral.