Unas doscientas personas protestan contra la nueva sede del Obispado en Bilbao

Los manifestantes, la mayoría niños, corearon lemas contra el proyecto de la diócesis. / Ignacio Pérez

En la concentración se corearon lemas contra el proyecto de la diócesis de unificar todos sus servicios en una única sede que se levantará sobre la actual Escuela Universitaria Diocesana de Magisterio Begoñako Andra Mari

J. ARRIETA

Unas doscientas personas se han manifestado esta tarde en protesta contra el proyecto Bizkeliza Etxea que maneja Obispado de Bilbao con el fin de unificar todos sus servicios en una única sede que se levantará sobre la actual Escuela Universitaria Diocesana de Magisterio Begoñako Andra Mari. La manifestación ha sido convocada por la autodenominada Plataforma por un Abando Habitable y Saludable, la asamblea de padres y madres del colegio Cervantes, la asociación Uribitarte-Anaitasuna y Aleabilbao, y ha partido a las cuatro y media del Colegio Cervantes, situado a escasos metros del lugar donde se desarrollará el proyecto. «Queremos libertad para jugar» y otros lemas contrarios a la iniciativa gritaron los asistentes, la mayoría niños.

Para conseguir la financiación necesaria, parte del futuro edificio se destinará a Mutualia, mutua colaboradora con la Seguridad Social y que abrirá aquí su mayor centro hospitalario en Euskadi dedicado a la atención de los trabajadores. Las obras arrancarán este próximo agosto y estarán terminadas «en diciembre de 2021».

Según explican sus promotores, el objeto de la protesta es visualizar su «preocupación» ante un plan que implica el derribo del inmueble del BAM, la excavación de cinco pisos subterráneos y la posterior edificación de siete plantas. Los convocantes sostienen que estas obras supondrán «un perjuicio grave y directo» para el colegio y el vecindario, al que también llaman a movilizarse, entre otras cosas, para reclamar «zonas verdes y comunes» y soluciones que garanticen el espacio público en esta zona de la ciudad.