La Diputación prepara a voluntarios para apagar incendios mientras llegan los bomberos

Allegados del fallecido en el incendio ocurrido el domingo en Bermeo se abrazan desconsolados./Luis Calabor
Allegados del fallecido en el incendio ocurrido el domingo en Bermeo se abrazan desconsolados. / Luis Calabor

Suscribe un convenio con Bermeo, Lanestosa, Otxandio y Orduña para formar a grupos de Protección Civil y proporcionarles vehículos

Jesús J. Hernández
JESÚS J. HERNÁNDEZ

Hace tan sólo dos semanas, el pasado 4 de marzo, la Diputación adoptó una medida dirigida a mejorar la capacidad de respuesta en los incendios que se desatan lejos de sus parques de bomberos. El Consejo de Gobierno foral aprobó cuatro convenios con Bermeo, Lanestosa, Orduña y Otxandio, localidades muy apartadas de los centros de extinción. La Administración vizcaína recurrirá a «las agrupaciones de voluntarios de Protección Civil», a los que ha ofrecido formación y medios materiales para que puedan contener un incendio en su entorno hasta la llegada de los profesionales. Según confirmaron fuentes forales, llevaban tiempo desarrollando esta actividad, pero fue hace 15 días cuando su papel tomó carta de naturaleza.

El mínimo exigido para una partida de voluntarios de Protección Civil es de seis personas, una cifra que en intentos anteriores fue difícil de alcanzar. La Administración foral impartió formación y equipó en Bermeo a ocho personas –casco, botas, traje y guantes– y les dejó «un camión cisterna completamente equipado». En Lanestosa fueron seis trajes y un todoterreno, y tanto en Orduña como en Otxandio un camión autobomba forestal con nueve y ocho uniformes, respectivamente. Cada uno de los consistorios ha cedido una nave para los vehículos.

La Diputación dispone de ocho parques de bomberos repartidos por el territorio que dan respuesta a la mayor parte de las incidencias, aunque con diferente rapidez. El mayor contingente antiincendios está ubicado en Urioste, en Ortuella, donde trabajan 76 profesionales. Artaza –enGetxo– cuenta con 58 efectivos y hay 52 en Iurreta y Basauri. Son las zonas más pobladas. Los contingentes más pequeños dan servicio a Las Encartaciones, el Txorierri y la costa vizcaína, con menos vecinos pero grandes extensiones de terreno. Así, en Markina, Gernika,Derio y Zalla hay 38 bomberos por parque. En el último municipio acaban de licitarse unas nuevas instalaciones. En total suman 390 bomberos, con 98 vehículos y 4 remolques. Además de esas dotaciones forales, Bilbao tiene dos parques municipales en Miribilla y Deusto y tanto el aeropuerto de Loiu como Petronor disponen de equipos propios que apoyan intervenciones cercanas.

Esa radiografía de la lucha contra los incendios deja algunas áreas con menor presencia. En la costa son frecuentes las quejas por la falta de cobertura, especialmente enBermeo, que suma 16.000 habitantes. Su alcadesa, Idurre Bideguren, denunció recientemente que desde el año 2010 han sufrido «120 incendios, 40 de ellos en el casco antiguo, que es casi todo de madera» y ha exigido reiteradamente la creación de un parque foral en el municipio costero.

Tomaron parte en el incendio de Bermeo

Según confirmaron fuentes forales, el grupo de voluntarios de Protección Civil de Bermeo, que completó «hace tiempo» su formación, tomó parte en la extinción del último incendio registrado en el municipio, en la madrugada del domingo. En el siniestro, ocurrido de madrugada en la cocina, perdió la vida un joven de 23 años. Los voluntarios contuvieron las llamas hasta la llegada de «la dotación completa de Gernika».