La Diputación monitoriza seis playas para predecir con tres días de antelación el comportamiento de las corrientes

Bañistas en la playa de Bakio./MAIKA SALGUERO
Bañistas en la playa de Bakio. / MAIKA SALGUERO

Tras la de Laida, se han incorporado a este sistema de monitorización los arenales de Bakio, La Arena, Arrietara-Atxabiribil, Arrigunaga y Barinatxe

IZASKUN ERRAZTI

Un sistema de técnicas de medida mediante imágenes de vídeo, conocido como videometría, permite conocer con dos o tres días de antelación el comportamiento de las corrientes en el litoral vizcaíno. Se trata de un método denominado KOSTASytem que la Diputación ha desarrollado con la Fundación Azti y que desde 2007 se ha ido aplicando a seis playas, las más expuestas de la Costa. Tras la de Laida, se han incorporado a este sistema de monitorización los arenales de Bakio, La Arena, Arrietara-Atxabiribil, Arrigunaga y Barinatxe. La próxima estación de control se instalará en Laga.

Según ha explicado el director foral de Medio Ambiente, Unai Gangoiti, en una visita a la playa de la Margen Izquierda, KOSTASytem supone «un plus» en materia de seguridad. ¿Por qué? Porque la información recogida por las estaciones de vídeo conforma una base de datos de gran utilidad para el conocimiento de la dinámica de los arenales en distintos tiempos que se pone a disposición de los socorristas mediante una aplicación en sus dispositivos móviles. «Así el personal de salvamento puede prepararse con antelación para actuar al detectar las zonas de potencial riesgo por corrientes», ha indicado Gangoiti.

«Nos da seguridad»

El coordinador de los socorristas vizcaínos, Koldo Larrazabal, ha puesto en valor un sistema «que nos permite comprobar a través de una aplicación instalada en nuestras tablets si la zona que balizamos para el baño es la adecuada y así garantizar la seguridad». «En una playa de libro en cuanto a corrientes como esta -en referencia a La Arena- una herramienta de este tipo resulta muy eficaz», ha destacado.

El personal de salvamento recibe formación anual en el funcionamiento de estas herramientas para interpretar toda la información que recibe a través de este sistema. Estos datos tienen, además, un importante valor a nivel científico. Como ejemplo de su utilidad, los datos obtenidos permitieron en 2015 a la Diputación y a Azti definir una solución para restaurar la playa seca de Laida de cara al verano.

Temas

Bakio, Playa

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos