Los dinosaurios viven en Vista Alegre

Los niños se lo pasan en grande en la exposición./Ignacio Pérez
Los niños se lo pasan en grande en la exposición. / Ignacio Pérez

La muestra itinerante Dino Expo XXL reúne un centenar de reproducciones de estos animales en la plaza de toros de Bilbao

JULIO ARRIETA

Un montón de familias con niños formaba una ruidosa cola ayer por la tarde frente a Vista Alegre, poco antes de que se abrieran sus puertas. Aunque algunos pequeños entretenían la espera jugando con la estatua de Iván Fandiño, no venían a ver nada relacionado con los toros. Venían a ver dinosaurios. Era fácil adivinarlo, porque muchos vestían camisetas de 'Parque Jurásico' o con dibujos de estos animales. Uno, incluso, iba vestido de estegosaurio, con sus placas dermales en la espalda y todo.

Todos aguardaban impacientes a que dieran las cinco para acceder al coso, donde estos días se abre la muestra Dino Expo XXL, «una exposición itinerante que ha pasado por 250 ciudades europeas y que ya ha sido vista por más de 2.800.000 personas», según explicaba su responsable, José María Canal.

«Traemos un centenar de dinosaurios. Son réplicas que forman parte de una colección privada», la de la familia francesa Lods. En la muestra hay varias figuras que superan los 12 metros de altura o cuentan con mecanismos de sonido y movimiento para dar vida a cada animal. Aunque la mayor parte son dinosaurios, es decir, los vertebrados terrestres que dominaron la Tierra durante 135 millones de años, desde el inicio del Jurásico (hace unos 200 millones años) hasta el final del Cretácico (hace 66 millones de años), también hay un apartado para mamíferos que vivieron en periodos mucho más recientes y convivieron con los humanos durante la Edad del Hielo, como el mamut o el rinoceronte lanudo.

El tiranosaurio es la estrella

Hoy día se conocen más de un millar de especies de dinosaurios, «pero la estrella sigue siendo el 'Tyrannosaurus rex'. El 'rex' es el rey sin ninguna duda», asegura Canal con uno de estos animales rugiendo y coleando a sus espaldas, en la arena de la plaza de toros. Es fácil comprobar que a los críos les encanta esta bestia carnívora que podía alcanzar 12 metros de longitud y 6 toneladas de peso. Niños y niñas se hacen fotos con él. Ojunto a la cabeza de tiranosaurio a tamaño natural usada en el rodaje de 'Parque Jurásico' que se exhibe al lado. El tirón de la película de Spielberg y sus secuelas es evidente los peques corren por la plaza en busca de las especies que salen en estos filmes, como los braquiosaurios y, cómo no, los velociraptores.

«Nos gusta definir esta exposición como un entretenimiento cultural. Es didáctica –las réplicas de los animales se completan con paneles explicativos– pero es muy lúdica. No hay un itinerario marcado para visitarla, la gente puede disfrutarla en el orden que quiera».