Detienen a tres jóvenes por atracar a menores en Bilbao para robarles los móviles

Detienen a tres jóvenes por atracar a menores en Bilbao para robarles los móviles

Los arrestados, de entre 17 y 20 años, utilizaron la violencia para arrebatar el móvil a dos víctimas en fiestas de Ibarrekolanda

Eva Molano
EVA MOLANO

Los móviles son cada vez más rentables para los ladrones, y más si superan los mil euros. La gente se decanta por dispositivos muy sofisticados y suelen tenerlos a mano todo el tiempo, así que son más fáciles de sustraer que cualquier otro objeto, como las carteras, mejor custodiadas. Y tienen una fácil salida en el mercado negro. La noche del sábado, en cambio, los ladrones no se salieron con la suya. Era la una y media del domingo y dos menores disfrutaban de las fiestas de Ibarrekolanda, en el barrio bilbaíno de Sarriko. Otros tres jóvenes les siguieron la pista. Les sorprendieron, y de forma violenta les acorralaron contra la pared sustrayéndoles el poco dinero y los teléfonos móviles que portaban. Hubo agarrones, algún empujón y amenazas. Los chavales les entregaron sus cosas, pero acudieron a denunciar lo ocurrido de inmediato. Al de una hora, una patrulla de la Ertzaintza localizó a los autores del robo gracias a la descripción física que les habían dado las víctimas. Llevaban encima los dos móviles sustraídos. El detenido de 17 años fue puesto al mediodía de ayer a disposición de la Fiscalía de Menores, mientras que sus otros dos compinches seguían en dependencias judiciales. El robo con violencia o intimidación se castiga con penas de entre dos y cinco años.

LA CLAVE

330
móviles al mes se robaron el año pasado en Bilbao como media, aunque la cifra se duplica en agosto y en diciembre. Solo en Aste Nagusia se robaron 519.

Aun así, el de Ibarrekolanda no fue el único atraco para robarmóviles este fin de semana. La mañana del sábado, la Ertzaintza también detuvo a un individuo que abordó a una mujer que caminaba por la calle Pío Baroja. Para robarle el teléfono, la empujó con fueza y cayó al suelo. El ladrón fue interceptado a la altura del puente del Arenal, donde se le detuvo acusado también de robo con violencia e intimidación. El arrestado, de 18 años y con antecedentes policiales por hechos similares, fue trasladado a la comisaría. También el sábado, sobre las ocho de la tarde, otro joven de 21 años fue detenido por sustraer un teléfono móvil en un comercio de telefonía de un centro comercial de la capital vizcaína.