Detenido en Bilbao por robar móviles en un albergue de peregrinos de Ontón

Detenido en Bilbao por robar móviles en un albergue de peregrinos de Ontón

El otro hombre presunto autor de los hurtos se encuentra actualmente en prisión por otros hechos, y la mujer, plenamente identificada, será citada por la autoridad judicial que dirige la investigación

EL CORREO

La Guardia Civil ha esclarecido los hurtos de móviles acaecidos el pasado mes de junio en el albergue de peregrinos de Ontón (Castro Urdiales) y ha detenido en Bilbao a un hombre como uno de los tres presuntos autores del robo.

Según explica en una nota de prensa, a consecuencia de la operación «Compostelana» efectuada por el Equipo de Policía Judicial de la Guardia Civil de Laredo, se pudo averiguar la identidad de los presuntos autores, dos hombres y una mujer. Uno de los hombres, vecino de Bizkaia y natural de Senegal, fue localizado por la Guardia Civil esta semana en Bilbao, y le instruyeron diligencias en calidad de investigado como uno de los presuntos autores de los hurtos.

El otro hombre presunto autor de los hurtos se encuentra actualmente en prisión por otros hechos, y la mujer, plenamente identificada, será citada por la autoridad judicial que dirige la investigación.

La Guardia Civil tuvo conocimiento de que durante la madrugada del pasado 7 de junio se habían hurtado tres teléfonos móviles a peregrinos que se encontraban alojados en el albergue de Ontón. Los propietarios de estos teléfonos los habían dejado cargando durante la noche.

Durante la investigación se pudo averiguar que un hombre fue visto apoderándose de los teléfonos, y que después abandonó el albergue seguido por una mujer que se encontraba alojada en él. En los exteriores los esperaba otro hombre y se fueron en un vehículo.

Las pesquisas revelaron que la mujer había llegado al albergue pasadas las 22.00 horas de la noche del hurto y que se hizo pasar por una peregrina. Durante la madrugada facilitó la entrada de uno de los hombres para apoderarse de los teléfonos. Los agentes averiguaron la identidad de la mujer y que era natural de Bolivia. Con los datos conseguidos pudieron establecer la identidad del resto de los participantes en los hurtos de los teléfonos.

La Guardia Civil señala que dentro del Plan de Seguridad Jacobea se está potenciando el intercambio de información fluida entre los responsables de los establecimientos hosteleros y albergues y el instituto armado. Se busca el conocimiento de la presencia de personas sospechosas, tanto en estos establecimientos como en sus proximidades.