Un detenido en Irala tras una pelea entre compañeros de piso por no pagar el alquiler

Un detenido en Irala tras una pelea entre compañeros de piso por no pagar el alquiler

Otros dos individuos quedaron en calidad de investigados después de que la víctima denunciara los hechos a la Ertzaintza

AGENCIAS

La Ertzainta detuvo en la madruga del miércoles a un individuo y dejó a otros dos en calidad de investigados por un delito de lesiones y apropiación de un teléfono móvil en Bilbao. Al parecer, habían propinado una paliza al compañero de piso de uno de ellos por negarse a pagar el alquiler, según ha informado el Departamento vasco de Seguridad.

Los hechos tuvieron lugar sobre la una menos veinte de la madrugada en el barrio Iralabarri. A esa hora, un varón se personó en la Oficina de Atención al Ciudadano de la Ertzaintza situada en la comisaría de Zabalburu. Según el testimonio de los agentes, el denunciante presentaba lesiones en el tabique nasal y una herida de consideración en uno de sus ojos.

La víctima denunció que tres varones le habían golpeado en la vivienda que comparte con uno de ellos. Según su relato, y tras la trifulca, le habían robado el movil, aunque durante el forcejeo había conseguido hacerse a su vez con el aparato de uno de sus agresores, teléfono que entregó a los ertzainas antes de ser evacuado al hospital de Cruces para ser atendido.

En base a la información recogida por la Policía Vasca, se pudo determinar que el motivo de la agresión había sido el impago por parte de la víctima del alquiler de la habitación en la que reside y que se había negado a abandonar tras pedírselo sus agresores. Las averiguaciones efectuadas permitieron identificar al dueño del móvil referido y presunto autor de la agresión, el cual se personó más tarde en las citadas dependencias, donde se procedió a su arresto después de que reconociera los hechos.

El detenido, un varón de 22 años de edad, presentaba erosiones en los nudillos y heridas en sus manos y fue arrestado bajo la acusación de sendos delitos de lesiones y robo de teléfono móvil. Los otros dos implicados en la agresión, dóvenes de 19 y 23 años de edad respectivamente, fueron también identificados y se les abrieron diligencias en calidad de investigados por los mismos hechos.