Detenido un comercial de venta a domicilio por estafar 60.000 euros a un anciano en Bilbao

Detenido un comercial de venta a domicilio por estafar 60.000 euros a un anciano en Bilbao

El acusado acompañaba a la víctima a sucursales bancarias para sacar determinadas cantidades de dinero en efectivo

M. J. T.

Agentes de la Ertzaintza de Bilbao detuvieron el pasado miércoles en la capital vizcaína a un individuo de 40 años como presunto autor de un delito de estafa continuada. La víctima es una persona de edad avanzada, sin entorno familiar directo y que presenta sus capacidades mentales deterioradas por una enfermedad, según han detallado fuentes del Departamento de Seguridad.

A finales del enero, unos particulares denunciaron ante la Policía autónoma que un allegado suyo, «presuntamente manipulado por un joven», había sacado varias cantidades de dinero de su cuenta bancaria «sin justificación aparente». Seis meses después, en julio, interpusieron una nueva denuncia por el mismo motivo, aportando en esta ocasión «nuevos datos que permitieron a los agentes la identificación del supuesto beneficiario».

La investigación llevada a cabo por los agentes del Grupo de Estafas y Falsificaciones de la Ertzaintza de Bilbao ha permitido localizar y detener al presunto estafador esta semana. El acusado, según las pesquisas, se dedicaba habitualmente a funciones de comercial y de reparto de productos de diferentes empresas vinculadas a la venta a domicilio, en especial libros, productos de salud y colchones. No era un desconocido para los agentes encargados del caso: de hecho, ya había sido investigado por la Ertzaintza por estafas y fraudes en el desempeño de esa actividad.

«Este individuo busca los clientes entre personas de edad avanzada, que residan solas en su domicilio, con sus facultades mentales deterioradas o con algún problema que permita interactuar con ellos. Establece así una relación con la víctima hasta que le resulta muy fácil aprovecharse de ella, llegando a convencerle para que le entregara de forma periódica diferentes cantidades de dinero», apuntan fuentes de la Policía autonómica. De hecho, la confianza era tal que el presunto estafador acompañaba a la víctima a las diferentes entidades bancarias en las que se hacían las extracciones de dinero. «No se ha localizado factura o recibo que acredite las compras que supuestamente realizaba la víctima y que avalen los pagos realizados».

En este caso, la cuantía económica detraída del patrimonio de la víctima, según las primeras investigaciones, podría alcanzar los 60.000 euros. El ahora arrestado llevaba visitando a la víctima desde finales de 2017 hasta el mismo día de su detención.

25 casos en 2017

No es el primer caso que detecta la Ertzaintza en los últimos meses, ya que este tipo de actividad se desarrolla por toda la comunidad autónoma desde hace tiempo. Durante 2.017, la Policía autonómica abrió 25 atestados relacionados con esta tipología delictiva, detuvo a cuatro personas e incoó diligencias en calidad de investigadas a treinta personas más.

El pasado mes de mayo, agentes arrestaron en Bilbao a un varón de 42 años que podría haber estafado a unas 200 personas en toda España y se investiga, así mismo, la posible existencia de un grupo especializado en este tipo de delitos.

Presión bajo amenazas de desahucio

El 'modus operandi' de estos delincuentes que se presentan ante las víctimas como vendedores a domicilio consiste en presionarlas de tal forma que consiguen de éstas la firma de contratos en blanco o de supuestas renuncias de financiación, firmando un nuevo contrato de crédito; los cobros en mano, sin factura o recibo justificativo; entregas de libros o productos cobrando en mano, aun cuando no han sido solicitados; el incremento de los precios de los productos de forma abusiva, no teniendo los productos el valor por el que reclaman el pago los comerciales e incluso el cobro en datafono de cantidades sin justificación. En ocasiones, los delincuentes han llegado a proferir amenazas telefónicas o en persona, para que las víctimas hagan pagos en metálico, diciendo que van a ser desahuciados, que la deuda se incrementa y que se reclamará judicialmente.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos