Detenido el cabecilla de una banda que asaltó cuatro lonjas juveniles en Bizkaia

Material incautado por la Ertzaintza durante el registro del cabecilla. /
Material incautado por la Ertzaintza durante el registro del cabecilla.

Intimidaban a los ocupantes de los locales con una cuchilla o armas simuladas para robarles

B. VERGARA

Un joven de 19 años fue detenido el martes en Barakaldo acusado de liderar una banda que asaltó cuatro lonjas juveniles en la localidad fabril y en Gernika. El arrestado y sus compinches intimidaban a los ocupantes de los locales con un 'cutter', un bate de béisbol y con un arma simulada. Después les ordenaban que se tumbaran en el suelo boca abajo y les entregaran sus teléfonos móviles, carteras, así como las llaves de sus vehículos.

Mientras los jóvenes permanecían tumbados, los asaltantes registraban la lonja en busca de más objetos de valor. Antes de abandonar el lugar, utilizaban los cordones de los zapatos de las víctimas para maniatarlas. Además, en una ocasión llegaron a golpear a un chico con un bate de béisbol, un instrumento que precisamente había sido sustraído en el primer robo de Gernika. La víctima precisó asistencia médica posterior. En los cuatro allanamientos llegaron a robar a 20 personas, los cuales presentaron la correspondiente denuncia.

La Ertzaintza abrió una investigación sobre los hechos, que se produjeron a finales de marzo y a principios de abril. Esas pesquisas permitió vincular al grupo de asaltantes con dos robos en pisos cometidos en la Margen Izquierda. El cabecilla de la banda, que tiene 19 años, tiene un amplio historial delictivo relacionado con diversos delitos. En el registro de su domicilio en Bilbao y de su vehículo, los agentes encontraron una pistola simulada y el bate de béisbol, presuntamente utilizados en los robos, así como joyas, relojes, teléfonos móviles y otros aparatos electrónicos, entre otros objetos posiblemente fruto de otros robos y cuyo origen se está ahora investigando.

El detenido pasó a disposición judicial ayer, miércoles, en Barakaldo y quedó en libertad con cargos, según el departamento de Seguridad. La investigación se mantiene abierta en busca del resto de los implicados.