Tres detenidos en Bizkaia tras desmantelarse una factoría de marihuana en Las Merindades

Las plantas requisadas estaban en distintas fases de crecimiento./Guardia Civil
Las plantas requisadas estaban en distintas fases de crecimiento. / Guardia Civil

La Guardia Civil ha requisado casi 1.000 plantas en una casa alquilada en el Valle de Losa

Solange Vázquez
SOLANGE VÁZQUEZ

Tres hombres han sido detenidos en Bizkaia -uno en Bilbao y los otros en municipios cercanos- en una operación de la Guardia Civil en la que se ha desmantelado un centro clandestino de producción de marihuana instalado en el interior de una vivienda del Valle de Losa, en Las Merindades (Burgos). En la casa han sido aprehendidas 998 plantas en distintas fases de crecimiento.

Según ha informado el instituto armado, la operación, que concluyó en las últimas semanas del año pasado, se remonta al mes de abril, cuando se obtuvieron indicios suficientes que apuntaban a la posible existencia de una plantación de marihuana en la vivienda, que había sido alquilada. De este modo, se inició un dispositivo de vigilancia que reveló que en ese domicilio no vivía nadie: estaba desocupada y sólo puntualmente aparecía por allí algún individuo.

Las sospechas no eran infundadas: tras el registro de la casa, se descubrió una generosa plantación de marihuana, distribuida en cuatro habitaciones que habían sido desprovistas de su mobiliario y acondicionadas para el cuidado de las plantas. Además, una quinta estancia ya estaba preparada para albergar más macetas y así ampliar el negocio, hipótesis que ganó peso cuando la Guardia Civil localizó un generador industrial en el garaje.

Cuatro habitaciones estaban dedicadas al cultivo.
Cuatro habitaciones estaban dedicadas al cultivo. / Guardia Civil

Tras este hallazgo, los agentes se dispusieron a identificar y localizar a los responsables de la 'factoría', que han sido detenidos. Se trata de tres individuos de nacionalidad española: I.C.G., de 24 años; M.S.Z, de 38 años y P.L.N.A., de 48. Los arrestos se produjeron en Bilbao y en otras dos localidades colindantes, según fuentes del instituto armado.

Como resultado del registro domiciliario y las detenciones -que han tenido lugar entre noviembre y diciembre-, la Guardia Civil ha intervenido, además de las plantas, 12.000 euros en efectivo que portaba uno de los detenidos; un detector de micrófonos, utilizado como medida de seguridad; 61 lámparas con tulipa; 31 lámparas fluorescentes; 58 transformadores de corriente; 32 ventiladores; 12 extractores; 9 filtros de carbono, decenas de metros de cableado eléctrico; un generador industrial de 75 kilovatios; cientos de macetas, fertilizantes y útiles para el desarrollo y acondicionamiento de las plantas, así como documentación sobre periodos de cultivo.

La investigación -dirigida por el Juzgado de Instrucción número 1 de Villarcayo y coordinada por la Unidad Orgánica de Policía Judicial de Burgos- ha servido para desmantelar «un laboratorio perfectamente preparado para el cultivo y elaboración sistemática y metódica de marihuana que permitiría la recolección de, al menos, cinco cosechas anuales, generosas en producción», apunta la Guardia Civil.

Altos conocimientos de electricidad

Gracias a la colaboración de la empresa suministradora de electricidad, los técnicos han destapado una defraudación de fluido eléctrico, mediante un «sofisticado» enganche clandestino enterrado en el jardín de la vivienda para dificultar su localización, por lo que unido al importante despliegue de cables, lámparas, filtros y ventiladores, hace pensar que los autores poseían altos conocimientos en electricidad, según han indicado fuentes del instituto armado.