Detenida en Uruguay la madre de un menor al que se llevó de Ondarroa hace 5 años

El abogado, Manuel Huertas. /EC
El abogado, Manuel Huertas. / EC

La familia paterna denunció por secuestro a la mujer, que se encuentra ahora a la espera de extradición

A.G.

La Interpol ha detenido en Uruguay a la madre de un niño cinco años después de que el padre, vecino de Ondarroa, denunciara el secuestro del menor. La mujer fue arrestada el 16 de abril pasado en cumplimiento de la orden dictada por el Juzgado de primera instancia e instrucción número 1 de Gernika, y ahora está a la espera de que un tribunal de Montevideo decrete su extradición a España, según informó a Efe el abogado de la familia paterna, Manuel Huertas Cantero.

La detenida, de 35 años y nacionalidad uruguaya, puso fin a su relación con el denunciante en 2014 y se llevó a su país natal al pequeño, por lo que la familia del padre interpuso una denuncia contra ella. El mencionado juzgado de Gernika decidió el archivo provisional de la causa, una resolución que años después fue recurrida por Huertas Cantero. Dicho recurso fue también desestimado, por lo que el letrado apeló ante la Audiencia Provincial de Bizkaia, que le dio la razón y ordenó al juez de Gernika reabrir el sumario. El juzgado emitió entonces la orden de detención que ahora ha sido ejecutada por la Interpol.

Durante todo este proceso, según el abogado de la parte demandante, la mujer no respondió a las sucesivas citaciones que recibió para ir a declarar, ni en la villa foral ni en la Embajada de España en Montevideo. El Juzgado Letrado de Primera Instancia en lo Penal de 36º Turno de la capital uruguaya ha ordenado su arresto preventivo con fines de extradición y, como medida alternativa, su arresto domiciliario total bajo vigilancia electrónica.

La jueza Marcela Vargas, titular de la citada instancia judicial, ordenó además a la mujer entregar toda su documentación, la del niño y la de su otro hijo; decretó el «cierre de fronteras» para ella y los dos menores; y solicitó también el pasado 23 de abril al juzgado de Gernika que inicie los trámites por vía diplomática para la extradición. «Es todo un precedente en la Justicia española», aseguró Manuel Huertas, quien confió en que se atienda la petición de entrega de la detenida porque España y Uruguay tienen un convenio de extradición. En su caso, solicitará el ingreso en prisión de la mujer.