La Ertzaintza detecta un aumento de billetes falsos en las fiestas patronales

La Ertzaintza detecta un aumento de billetes falsos en las fiestas patronales

Se trata de «burdas» falsificaciones que pueden comprarse en una web de comercio electrónico, pero que cuelan en condiciones de baja luminosidad

David S. Olabarri
DAVID S. OLABARRI

Se pueden conseguir en Aliexpress, una conocida página china de comercio electrónico. Por menos de un euro, se puede recibir en casa un juego de billetes de 500, 200, 100, 50, 20, 10 y 5 euros. A simple vista parecen reales. Pero si se mira de forma más detenida se observa que son falsos. Algunos de ellos, por ejemplo, tienen escrito en uno de sus lados que no son legales. En otros aparece que son sólo para utilizar en películas.

A ojos de los expertos en documentoscopia, son «burdas falsificaciones». Pero el problema es que en condiciones de «baja luminosidad» y en medio de una gran afluencia de personas pueden parecer buenos. Por ejemplo, en unas fiestas de un pueblo o en una concurrida zona de bares. Y, de hecho, se están empezando a extender de forma preocupante por Euskadi. Sobre todo en Bizkaia, según explican a EL CORREO fuentes especializadas. La Ertzaintza ha contabilizado hasta el momento 18 casos y ha analizado 52 billetes de estas características.

Estos billetes empezaron a detectarse en Euskadi el pasado mayo. También se han 'colado' en un importante número en ferias como la de Badajoz y otras de Andalucía. Pero en el último mes están creciendo de forma «alarmante». Hasta ahora, han aparecido con especial intensidad en Bilbao, Muskiz, Basauri, Barakaldo y Sestao. Los que más se utilizan son los de 50, 20 y 10 euros. La Ertzaintza, en todo caso, teme que estas estafas no hayan hecho más que empezar. Y las fuentes consultadas insisten en que se debe extremar la precaución. Sobre todo en verano, cuando se celebran la mayoría de las fiestas patronales.

La página web advierte de que estos billetes son «falsos». Los que más están circulando son los que están, en teoría, destinados a ser utilizados «en películas» o para juegos de «niños».

«This is not legal»

En este sentido, desde la Ertzaintza insisten en que basta con detenerse unos segundos en ellos para darse cuenta de que son falsos. Todos ellos, por ejemplo, llevan impreso un texto en inglés que indica «This is not legal. It is to be used for motion props». Es decir, advierte que no son legales. También se puede apreciar la falsificación observando el número de serie. Todos los billetes de 20 tienen grabado el número MB66688880. Otra forma más complicado de percibir el engaño es comprobar si los billetes carecen de la tinta que cambia de color en el anverso del billete.

Hace dos años, la Ertzaintza detectó otra oleada de billetes falsos en el País Vasco. En aquella época se produjo un repunte de de falsificaciones de 50 euros. Eran más elaboradas. Para percatarse había que prestar atención a pequeños detalles como la marca de agua -se verifica mirando el papel al trasluz- o el holograma, que genera diferentes cambios de color e imagen. En todos esos billetes falsos figura un mismo número de plancha, el J004G1. También en todos faltaba el relieve de la imagen calcográfica o el holograma, de modo que no se modificaba su imagen al mover el papel.