La despedida de un bilbaíno de Francia

María Jesús San José, Ana Otadui, Josu Erkoreka e Ibone Bengoetxea. /pankra nieto
María Jesús San José, Ana Otadui, Josu Erkoreka e Ibone Bengoetxea. / pankra nieto

Casi 400 personas, representantes de la sociedad vasca, celebraron la fiesta nacional francesa en la Sociedad Bilbaína

TXEMA SORIA

La fiesta nacional de Francia, que será mañana, 14 de julio, fecha en la que se recuerda la toma de la Bastilla en 1789, comienzo de la Revolución Francesa, se celebró con antelación en Bilbao. El festejo tuvo lugar ayer al mediodía, con un cóctel y una comida en los salones de la Sociedad Bilbaína. En el acto, que comenzó con una largo besamanos, el cónsul de Francia en Bilbao, Sameh Safty –dejará su cargo el próximo mes de septiembre–, y su señora, Martine Dorival-Safty, tuvieron la oportunidad de despedirse de parte de los representantes de la sociedad vasca –casi cuatrocientas personas asistieron al cóctel–, que les ha acogido en estos últimos tres años.

El cónsul, que en su intervención agradeció las muestras de cariño de los presentes hacia su persona, aseguró que «lo he escuchado muchas veces, los de Bilbao nacemos donde queremos. Después de vivir en esta ciudad varios años y de conocer a su gente, trabajar con ellos y conocer su gran gastronomía, ya sé lo que significan estas palabras. Me siento un bilbaíno más; eso sí, nacido en las afueras de Bilbao». En su alocución agradeció especialmente la relación de amistad que le han dispensado Juan Mari Aburto, alcalde de la villa; Jesús Loza, delegado del Gobierno en el País Vasco; y los representantes del cuerpo consular, que le han hecho que su estancia en la villa haya sido como estar en su propia casa.

Tras sus palabras Jesús Treviño, violín, y Marion Desjacques, arpa, interpretaron La Marsellesa, himno nacional de Francia. En el cóctel estuvieron Josu Erkoreka, portavoz del Gobierno vasco; Ana Otadui, presidenta de las Juntas Generales de Bizkaia; María Jesús San José, consejera del Ejecutivo autónomo; Joxean Muñoz, viceconsejero de Cultura; Ibone Bengoetxea, diputada foral; Xabier Ochandiano, concejal del Ayuntamiento de la villa; Vicente Reyes, subdelegado del Gobierno; Edouard Mayoral, director del Instituto Francés; Magdalena Solabarrieta, directora del Liceo Francés; Karmele Elgezabal, Imanol Elorrieta, Pedro Fernández de Barrena, Ander de Arambalza, Mila Gabilondo, Nacho Luzarraga, Covadonga Astobiza, Isidoro Beltrán de Heredia y Manu Lezertua, Ararteko.

Asimismo asistieron Javier Cortés, coronel de la Guardia Civil de Bizkaia; Luis Gómez de Olea, comandante naval de Bilbao; Javier Barrios, subdelegado de Defensa; José Antonio Santamaría, jefe superior de la Policía Nacional; Dolores Barredo, Carlos Vera y Ana Guerrero. No faltaron a la cita Manu de la Sota, Bernadete Darricau, Noëlle Acillona, José María Agüeros, Juan Moreno Lombardero, el escritor Juan Bas, Carolina Ontivero, Alfonso Martínez Cearra, Alberto Ipiña, Begoña Bidaurrazaga, Idoia Salcedo, Fernando Barrios, que lucía una llamativa chaqueta comprada en Milán, Tomás González, Mercedes Olabarria, Sylvie Lagneaux, Javier Cano, Alicia Stuber, Juan Álvarez, Juan Carlos Pérez de Unzueta, María Kovesdi, María José Gandarias, Felisa Ramos, Carmen Miral, José López de la Manzanera, Gorka Angulo, Charo de Madariaga y la escritora Luisa Etxenike.

Se acercaron Jesús Cañada, Rosa de Diego, Iñaki Anasagasti, Carmen Díez del Sel, Juanjo Alonso, Nancy Lira, María Jesús Cava, Juan Goiria, Antón Pérez-Iriondo, presidente de la Sociedad Bilbaína, Antoine Jobbe-Duval, Beatriz Mesa, José Antonio Martínez Ontoso, Elier Goñi, Guillermo Dorronsoro, Patxi Lázaro, Pablo Otaola, Carmen Dolz y Fernando Iturribarria. Felices vacaciones.