Desarticulan una red que vendía hachís en Bilbao y también lo transportaba en 'mulas' a Finlandia

Hachís intervenido, listo para ser transportado. / Guardia Civil

La Guardia Civil ha detenido a tres personas y ha requisado 23 kilos de esta droga, valorados en 132.000 euros

Solange Vázquez
SOLANGE VÁZQUEZ

La Guardia Civil ha desarticulado una red que vendía hachís en Bilbao y que también utilizaba la capital vizcaína como base de operaciones para transportar la droga en 'mulas' a Finlandia, según han informado este viernes fuentes del instituto armado. Los agentes han detenido a tres personas, todos ellos marroquíes con antecedentes y residentes en Bizkaia. «No tenían actividad laboral alguna y obtenían todos sus ingresos del tráfico», han manifestado las mismas fuentes, que también han señalado que se han requisado 23 kilos de hachís, valorados en 132.000 euros, así como dos vehículos usados por la organización para sus negocios. De hecho, las incautaciones se han realizado durante el transporte de la droga por carretera.

Según explican, las pesquisas se iniciaron cuando una pareja española, que regresaba de Finlandia, fue interceptada en el aeropuerto de Loiu con una gran cantidad de dinero, lo que levantó fuertes sospechas. Durante los primeros compases del dispositivo, la Guardia Civil y la Policía Local de Bilbao empezaron a colaborar, lo que permitió descubrir la existencia de una organización que traficaba con hachís.

Según detallan las mismas fuentes, se interceptaron dos viajes desde el sur de España y se detuvo al cabecilla de la red, que introducía el hachís en la villa, tanto para darle salida al por menor en el mercado bilbaíno -con la ayuda de colaboradores- como en el finlandés, a donde llegaba vía Loiu en el interior de 'mulas'.

«Un kilo de hachís en Marruecos vale 600 euros, pero ese mismo kilo cuesta 1.200 en Algeciras, 2.000 en Bilbao y 5.000 en Helsinki. Cuanto más lejos del lugar de producción, más precio. De ahí que esta red quisiera venderlo en la capital vizcaína y en Finlandia, donde su margen de benefio era mucho mayor», explican fuentes de la Guardia Civil. Según detallan, las 'bellotas' de hachís, de unos 25 gramos, eran ingeridas por colaboradores de la red en Marruecos y expulsadas al llegar a Algeciras. Posteriormente, se trasladaban por carretera hasta Bilbao, donde se las volvían a comer antes de volar a Helsinki, lugar de destino donde eran recuperadas de nuevo.

Otra operación

Además de esta operación, la Guardia Civil ha informado del desmantelamiento de otra red, esta de tráfico de cocaína, que se ha saldado con la detención de dos personas: una de ellas asentada en Bizkaia y otra en Burgos. Con estos arrestos, según afirman, han conseguido cortar una vía de entrada en Burgos para la venta al por menor de esta droga. Los agentes se han incautado de 1,5 kilogramos de esta sustancia, que habría alcanzado en el mercado ilícito 5.724 dosis, valoradas en unos 124.500 euros. También se han intervenido útiles para el corte, pesado y envasado de la droga y tres vehículos, uno de ellos con hueco oculto y mecanismo de apertura disimulado para asegurar el transporte de la mercancía.

Los detenidos, sin actividad laboral alguna y con antecedentes por los mismos delitos, obtenían todos sus ingresos del tráfico de drogas. Todos ellos han ingresado en los centros penitenciarios de Álava y Burgos.

 

Fotos

Vídeos