Raikkonen se quita las telarañas

Kimi Raikkonen logró la 'pole' en Mónaco. /
Kimi Raikkonen logró la 'pole' en Mónaco.

El último campeón del mundo de Ferrari logra la ‘pole’ 128 grandes premios después, y se convierte en el piloto que más ha esperado entre una y otra

DAVID SÁCHEZ DE CASTROMadrid

Kimi Raikkonen no es un piloto al uso, eso ya es algo consabido. Lo que logró este sábado fue una pole para la que ha tenido que esperar más que nadie: exactamente 8 años, 11 meses y 6 días. Es por esos seis días por lo que se ha convertido en el corredor de Fórmula 1 que más margen ha dejado entre un primer puesto en parrilla y el siguiente, un récord que anteriormente estaba en posesión de Mario Andretti, más ocupado este fin de semana en seguir los avances de Fernando Alonso en Indianápolis.

El campeón del mundo de 2008 no sabía lo que era liderar una parrilla desde el GP de Francia de ese año. Raikkonen, con una espectacular actuación en las calles del Principado, sacó la decimoséptima pole de su carrera deportiva por delante de un Sebastian Vettel que falló en el momento decisivo y de un Valtteri Bottas que ejercerá de líder de Mercedes en ausencia de Hamilton. No es que el británico no haya comparecido en Montecarlo, o que haya imitado a su ex compañero Alonso y se haya ido a hacer otra competición, sino que sencillamente no le está saliendo nada bien en este fin de semana. Después de un jueves en el que las flechas plateadas estaban inesperadamente atrás, el sábado tampoco dieron muestras de un rendimiento mínimamente aceptable para lo que se espera de ellos aquí.

Hamilton en ningún momento dio muestras de ser competitivo. Un susto en la variante de Massenet, donde tuvo que contravolantear mientras blasfemaba, en la Q1 sirvió de preludio a lo que iba a pasar minutos después en la Q2. Mercedes está teniendo serias dificultades para poner los neumáticos ultrablandos de Pirelli en condiciones competitivas. Hamilton, como Bottas en menor medida, se quejaba amargamente de la falta de agarre en la Q2. Había marcado un pobre undécimo tiempo que distaba mucho de lo que le iba a meter en un top 10 que ya se presupone para él antes incluso de llegar al circuito. Sin embargo, se esperó hasta el último momento, cuando más goma había en pista, para intentar paliar esas dificultades para conseguir agarre. Craso error. En Mónaco en cualquier momento se detiene la actividad competitiva en pista por un toque, un incidente más o menos grave o una salida de pista que acaba indefectiblemente en el muro salvo que dicha salida se produzca ante las puertas de la iglesia de Santa Devota. No fue el caso de Stoffel Vandoorne, que dio con su McLaren contra el lateral del muro de la zona de la piscina. El efecto consiguiente, aparte de impedir al belga disputar la Q3 ya que había conseguido el séptimo tiempo, fue una bandera amarilla que obligó a frenar a Hamilton. Por primera vez desde 2013, se quedaba fuera de la Q3 sin una avería mecánica de por medio.

La ausencia de Hamilton en el top 10 definitivo abrió mucho el abanico. El británico aspiraba a igualar las 65 poles de Ayrton Senna en el circuito predilecto de Magic, pero la Fórmula 1 no siempre es tan poética, y la gloria quedó en manos de los Ferrari. La lucha entre Raikkonen y Vettel por el primer puesto se dirimió en los instantes finales, cuando el alemán falló en los dos últimos sectores mientras el finlandés batía el récord de Montecarlo y conseguía la vuelta más rápida jamás dada en este circuito: 1:12.178. La igualdad reinante en este circuito, algo previsible, dejó a Bottas a sólo 2 milésimas de romper el doblete en parrilla de Ferrari.

Quien no falló fue Carlos Sainz. El madrileño cuajó su mejor actuación en el momento justo, y logró un sexto mejor tiempo que supone igualar su mejor resultado en clasificación. Hacerlo en Mónaco, además, es algo que no olvidará nunca.

Button, último por culpa de Alonso

Jenson Button se montó por primera vez en el McLaren MCL32 en un circuito de manera oficial este jueves. Con apenas tres sesiones, y pese a ser un coche con algunas carencias muy notables, fue capaz de meterlo en la Q3 a la primera, beneficiado en parte por el accidente de su compañero Vandoorne. Sin embargo, y pese al buen resultado que ello supone, partirá último.

El coche de Button de esta carrera es el que viene usando Fernando Alonso desde principios de año, y como tal lleva el peso de las piezas que ya le habían cambiado. Por eso, al montar un nuevo MGU-H y un nuevo turbo, a Button le ha tocado comerse una sanción de 15 posiciones que, en cualquier caso, habría sufrido Alonso. El británico saldrá este domingo último, algo que en un circuito como Mónaco no ayuda nada ante la dificultad de adelantar.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos