Las txapelas de la cantera vizcaína

Ibarloza, Agirreamalloa, Kamiruaga y Zapiko, en la presentación de las finales celebrada en Bilbao./
Ibarloza, Agirreamalloa, Kamiruaga y Zapiko, en la presentación de las finales celebrada en Bilbao.

Durango acoge mañana la trigésima edición de las finales del torneo Cafés Baqué de mano individual en categoría cadete y juvenil

JUAN PABLO MARTÍN

Muchos de los pelotaris vizcaínos que han alcanzado el profesionalismo lo ganaron, no en vano el torneo Cafés Baqué de mano individual lleva treinta años promocionando la cantera del territorio y se ha convertido en un referente para las categorías cadete y juvenil. Mañana (19.30) se conocerán a los nuevos propietarios de las txapelas en el frontón Ezkurdi de Durango, que será amoldado a las medidas de uno de mano y se ha estabilizado como la sede de las finales de esta competición en las últimas temporadas. Entre los más jóvenes medirán sus fuerzas Ibarloza y Agirreamalloa, mientras en juveniles los que han alcanzado el partido cumbre son Kamiruaga y Zapiko.

La competición comenzó el pasado mes de abril con las eliminatorias zonales en las que participaron un total de 153 chavales entre las dos categorías. Tras la criba y el descanso de la época estival, el pasado mes de septiembre dio comienzo la fase final en la que compitieron los 16 mejores cadetes y juveniles por el sistema de escalera. Al igual que en anteriores ediciones, el torneo se jugó en diferentes frontones del territorio con el objetivo de dar un mayor impulso al campeonato. En esta ocasión han sido Sestao, Laukiz, Bermeo, Sopela, Iurreta, Portugalete y Lezama las sedes de las eliminatorias.

En cadetes jugarán dos pelotaris de Markina que han formado pareja a lo largo de los últimos años. De hecho, son los campeones de Bizkaia del Interpueblos. A pesar de su juventud se conocen de sobra, pero en el próximo encuentro sólo puede ganar uno. Agirreamalloa es un delantero con desparpajo a la hora de acabar el tanto. «Trataré de aguantar sus acometidas y atraerle hacia los cuadros alegres porque si me tiene atrás poco tengo que hacer», señaló. Ibarloza, por su parte, es un zaguero poderoso con bastante más golpe que su rival. «Si consigo quitarle el saque trataré de dominar, aunque soy consciente de que tengo un partido muy complicado», manifestó.

Homenaje a los fundadores

En juveniles el choque puede estar más equilibrado al ser los dos delanteros. Kamiruaga, de Sopela, es un pelotari muy centrado con una buena defensa de aire y que sabe encontrar los puntos débiles de su rival. «Buscaré bajar la pelota y abrirla con la zurda para que no esté cómodo», apuntó. Zapiko, de Dima, ha regresado fuerte a la pelota después de un par de años de ausencia y su trabajo le está dando resultados. En semifinales dejó en la cuneta a Aurrekoetxea, uno de los principales candidatos a calarse la txapela este año. «Mi rival aprovecha muy bien la altura del frontis, por lo que intentaré dominar y llevar el choque a mi terreno», destacó.

Entre un partido y otro, se rendirá un pequeño homenaje a Jesús García Ariño, Patxi Salterain y Ricardo Enzunza que, junto a Txetxu Baqué, fueron los que pusieron en marcha este torneo. «Una competición que ha ido labrando pelotaris a lo largo de los últimos treinta años. Desde el inicio fue una apuesta por el deporte base, algo que caracteriza a nuestra empresa, y en el que también ha tenido mucho que ver la afición de la familia», señaló la directora de marketing de Cafés Baqué, Laura Liaño.