El Correo

Urdaibai se cuela en la fiesta de Orio

El patrón de Urdaibai celebra el éxito de la 'Bou Bizkaia' en aguas de Orio.
El patrón de Urdaibai celebra el éxito de la 'Bou Bizkaia' en aguas de Orio. / José Mari López
  • La 'Bou Bizkaia' conquista su segunda ikurriña de la temporada tras superar por sólo 96 centésimas a los 'aguiluchos' en su feudo

Los pequeños detalles son claves en la consecución de las banderas cuando los favoritos están en un pañuelo y encima alguno de ellos compite en tandas diferentes. Cambios en las condiciones meteorológicas, variaciones de marea... circunstancias puntuales que unas veces benefician y otras te dejan con la miel en los labios. Y sino que se lo pregunten a Urdaibai que el sábado se topó de lleno con una galerna que hundió todas sus aspiraciones y ayer, por contra, vio como el hecho de remar en la primera manga, a punta de marea, le ponía, a priori, la ikurriña de Orio casi casi en bandeja.

Los 'txos', pese a no completar una gran contrarreloj -la segunda mitad de recorrido no fue del todo buena-, no desaprovecharon la oportunidad y se llevaron para Bermeo su segunda victoria, aunque para ello tuvieron que sufrir más de lo esperado ante un Orio hipermotivado que vendió cara la derrota ante su parroquia. La 'Bou Bizkaia' aguó la fiesta a los anfitriones por tan sólo 96 centésimas, aunque a los 'aguiluchos' les queda el consuelo de haber recuperado el liderato de la competición. El maillot amarillo le ha durado a Hondarribia menos de 24 horas.

La 'Bou Bizkaia', colista debido a su sanción, fue la primera en competir y, consciente de que debía sacar jugo a ese hecho -sus rivales en la pugna por la bandera tendrían el inconveniente de remar con la marea bajando-, salió como un auténtico tiro. A por todas desde la palada inicial. En un fin de semana tan físico como el vivido, y más todavía tratándose de una contrarreloj, no es nada fácil distanciar en seis segundos por largo a tripulaciones como San Pedro y Astillero, que remaron en la misma tanda, y los 'txos' lo hicieron en los dos primeros parciales. La cosa pintaba bien.

Sin embargo, a partir de la segunda ciaboga, los bermeotarras no estuvieron tan finos. Pagaron en parte el esfuerzo inicial y quizá tampoco acertaron en las enfilaciones. Había que hilar fino. El viento ayudaba a la ida y frenaba a la vuelta, mientras que la marea estaba aún en un punto que no tiraba demasiado. Como resultado de todo ello, los patroneados por Gorka Aranberri sólo aumentaron en tres segundos su renta sobre la 'Libia' en los dos últimos largos. Un dato que daba qué pensar. Pese a todo, el tiempo de los hombres que dirige Jon Salsamendi dejaba entrever que los 'capos' de la competición, en las condiciones de marea que iban a encontrarse en la tercera tanda y con la intensidad del viento en aumento, debían rayar a gran altura para arrebatarles la bandera.

A un suspiro de la remontada

Y así fue, Orio completó una actuación soberbia, pero no pudo consumar el milagro. La 'San Nikolas', que fue la penúltima embarcación en partir por delante de Hondarribia, tenía claro el camino a seguir desde el banderazo de salida. El Oria es su hábitat natural. Se lo conoce al dedillo. Por ello, al igual que hizo Kaiku un minuto antes a requerimiento de Korta, Irakoitz Etxeberria enfiló la proa hacia estribor para evitar la corriente y se plantó en la maniobra inaugural con una mínima renta sobre la 'Ama Guadalupekoa', aunque con cuatro segundos de desventaja con respecto a Urdaibai.

La diferencia a favor de los bermeotarras aumentó un segundo por largo en los dos parciales posteriores y en el último giro parecía que la bandera no se le iba a escapar. Recuperar dos botes en un largo final en el que los amarillos contaban, eso sí, con la marea a favor, pero con el viento en contra parecía una tarea muy complicada. Sin embargo, el plantel que dirige Igor Makazaga no se dio por vencido y se quedó a un suspiro de consumar el milagro, mientras que Hondarribia, que marcó el mejor registro en el tramo final, se tuvo que conformar con el tercer puesto. En la segunda tanda, San Juan se llevó la victoria por delante de Cabo Cruz y acaricia la tanda de honor.