El Correo

RÍO2016

Juegos Olímpicos

Hockey hierba

disciplinas olímpicas

Hockey hierba

  • OLÍMPICO DESDE: Londres 1908.

  • MÁS MEDALLAS: Países Bajos (16).

SEDE: Centro Olímpico de Hockey de Río de Janeiro. Del 7 al 20 de agosto.

HISTORIA: El hockey sobre hierba es un deporte por equipos (1 vs. 1) compuesto por once jugadores que consiste en introducir una pelota en la portería rival. Se introdujo como modalidad olímpica en 1908, aunque se ausentó en 1912 y 1924. La modalidad femenina fue olímpica a partir de 1980. Si bien se jugaba en césped natural, a partir de 1976 se utiliza un tipo sintético. Actualmente, los doce combinados nacionales que participan en los JJOO se dividen en dos grupos: A y B: Cada grupo, tanto en la modalidad masculina y femenina, se compone de seis selecciones. Después de jugar la fase de grupos, los dos primeros se clasifican a la ronda eliminatoria. Los partidos tienen una duración completa de dos períodos de 35 minutos cada uno. Existen tres tipos de saques: de centro, penalty corner o corner corto y penalty stroke. La finalidad del ejercicio no es otra que la de marcar más goles que el adversario, consiguiéndose cuando la bola cruza totalmente la línea de gol en la portería. Para que el disparo sea válido, tiene que producirse desde dentro del área de portería, aunque también se considera gol si el portero como un penalty stroke. En cuanto a las tarjetas, la verde sirve como aviso, la amarilla supone la expulsión del terreno de juego durante cinco minutos y la roja implica la expulsión definitiva del partido.

MITOS: El hockey es un deporte que ha estado dominado durante la mayor parte de su historia por India y Pakistán, que se repartieron las medallas de oro en todos los Juegos Olímpicos desde 1928 hasta 1968. Ambos países vieron frenada su hegemonía pocos años después por otras potencias mundiales como Holanda, Alemania, Nueva Zelanda, Australia y la propia España. A nivel individual, es difícil elegir entre los jugadores más laureados de la historia. En el ámbito femenino podemos destacar a la argentina Luciana Aymar, nombrada siete veces como mejor jugadora del mundo. De los jugadores españoles, Pol Amat merece un reconocimiento tras ser el primer jugador de nuestro país que consiguió el galardón de mejor jugador del mundo, además de haber logrado medalla en Atlanta 1996 y Pekín 2008.