Deschamps: «España sigue siendo referencia en el fútbol mundial»

Deschamps, ante los medios. /
Deschamps, ante los medios.

El seleccionador francés reconoce que «Lopetegui tiene las mismas consideraciones que yo» a la hora de no castigar a los jugadores por petición de los clubes

RODRIGO ERRASTI MENDIGURENMadrid

Didier Deschamps compareció unos minutos después de Antoine Griezmann y ocupó el mismo lugar que el '7' atlético en la sala de prensa del Stade de France. Y retomó el último argumento usado por la estrella gala. «La verdad es que va a ser un partido de prestigio aunque no haya ningún punto en juego. España es un país que lo conocemos bien, hemos jugado muchas veces y espero que sea un partido muy bueno pero sobre todo que termine con triunfo para nosotros», dijo con una sonrisa.

más información

El ex jugador del Valencia anunció que Hugo Lloris estará en la portería y recordó que no hay muchas oportunidades para estar con sus jugadores, por lo que defendió disputar amistosos. «Es un amistoso sí, pero de prestigio contra uno de los mejores equipos en el mundo, daremos espectáculo y será importante para nuestra preparación. Sabemos que cuando España tiene el balón obliga a los demás a defender. Será difícil para nosotros por la calidad del equipo español pero espectacular para la prensa y para el público. Estoy seguro que será un partidazo», aventuró.

Considera que España es una selección a tener muy en cuenta para mejorar su juego ofensivo, ya que marcó una tendencia a nivel mundial. «Aunque hay algunos jóvenes en el nuevo equipo (de Lopetegui) creo que España es referencia en el juego colectivo. Basa su juego en la posesión de balón. Para nosotros es una prueba del más alto nivel que nos permitirá trabajar con ella los próximos meses. Será un partido muy distinto al del sábado (en Luxemburgo) pero es algo muy bueno tener unos partidos en los que debes ser superior y otros más exigentes. Aunque en algunos momentos el equipo vaya a sufrir creo que está bien para afrontar con un desafío como Dios manda. Sólo con duelos así es como mejora uno».

El seleccionador regateó la pregunta sobre si recibe presiones para no castigar a determinados jugadores. «Yo también he sido entrenador en clubes, conozco muy bien esta situación que se vive ahora (un amistoso en la recta importante del campeonato) por lo que no tomaré riesgos... pero no me voy a olvidar que yo debo preparar el partido bajo los parámetros que interesan a la selección española. Lopetegui tiene las mismas consideraciones que yo», recordó en francés e insistió al traductor para que lo explicase en castellano a la prensa desplazada.

Deschamps quiso calmar a algunos de los periodistas de su país, que ven a la selección candidata a ganar el Mundial de Rusia por el potencial de sus jugadores. «La verdad que debemos avanzar paso a paso, por el momento quedan cinco partidos de la fase de clasificación. Son 15 puntos por lo que vamos a centrarnos en lograr eso y ya veremos cómo transcurre lo demás», recordó antes de alabar el nivel de su plantilla.

«La verdad es que hay muchos de nuestros jugadores en la Liga española y también en otros campeonatos como Italia o Inglaterra ya que el futbolista francés tiene una alta capacidad para adaptarse. En la Liga quizá los clubes juegan un fútbol más abierto, ya que el juego ofensivo es más importante que la defensa. Lo cierto es que tenemos muchos futbolistas fuera porque la calidad francesa gusta en el extranjero», apuntó.

El técnico analizó por último a varios de sus jugadores. Así, recordó que Olivier Giroud «ha demostrado que puede marcar pese a que ha vivido una campaña complicada, mientras que Housan Dembelé no ha tenido muchas oportunidades de jugar con nosotros, pero el sábado jugó bien (ante Luxemburgo, cuando hizo un doblete). Ya no es el joven con la sonrisa en la cara que está aquí contento sólo por venir. Ha reaccionado bien y ha hecho buenos partidos con su club. Puede poner en peligro a la defensa rival», destacó.

Por último, no podía faltar su reflexión sobre la sensación europea, Kylian Mbappé:»Tiene mucha calidad y se habla mucho de él. Apenas tiene 18 años, pero tiene madurez. Destacaría eso, su tranquilidad delante del portero, esa frialdad y la pausa para definir. Luego la velocidad, la potencia... Pero ante todo, su calma».