El Correo

eurocopa 2020

Medio siglo después, España podría volver a San Mamés

fotogalería

/ E. C.

  • 'La Roja' jugaría al menos dos partidos en La Catedral siempre que se clasifique para la Eurocopa. El último partido de la selección en Bilbao se disputó un 31 de mayo de 1967

La selección española de fútbol podría volver a jugar en Bilbao. Lo haría 53 años después de su última aparición por la capital vizcaína -siempre que se clasifique para la Eurocopa 2020- después de que San Mamés haya sido designado por la UEFA para ser una de las sedes de esta competición. Con esta decisión, adoptada esta mañana en la localidad suiza de Ginebra, 'La Roja' se aseguraría disputar al menos dos partidos en el nuevo estadio del Athletic, la apuesta de la Federación para la peculiar 'EURO por Europa' que se celebrará en 13 sedes diferentes. Bilbao albergará, por tanto, lo que se conoce como el 'paquete estándar' de la UEFA: tres partidos de la fase de grupos y uno de eliminatorias (octavos o cuartos de final).

Hay que remontarse al 31 de mayo de 1967 para recordar la última participación del combinado nacional en el antiguo San Mamés. Fue en un encuentro clasificatorio de la Eurocopa del 68, con Iribar de portero, y que se saldó con una victoria por 2-0 sobre Turquía con goles de Ramón Grosso y Paco Gento. A lo largo de la historia han sido seis las ocasiones que la selección ha jugado en La Catedral. En ninguna de ellas salió derrotada.

Su primer partido oficial se disputó el 9 de octubre de 1921. España y Bélgica se enfrentaron en un amistoso que se cerró con victoria por 2-0. Después, varios amistosos más: en 1931 (España 0-0 Italia), 1941 (España 5-1 Portugal) y 1953 (España 2-2 Suecia).

Hubo que esperar hasta el 9 de enero de 1963 para presenciar su primer partido oficial. España e Irlanda del Norte empataron a un gol un encuentro clasificatorio para la Eurocopa del 64. Amancio anotó para los locales e Irvine consiguió el gol del empate.

La oposición de José Luis Bilbao

No obstante, el hecho de que España pueda jugar como local en San Mamés ha despertado suspicacias en algunos sectores. Una de las voces más críticas en este proceso ha sido la del diputado general de Bizkaia, cuyas polémicas declaraciones han generado más de un terremoto.

José Luis Bilbao llegó a asegurar que no quería la Eurocopa de 2020 en la villa si eso suponía, como recoge el reglamento de la UEFA, que la actual campeona de Europa jugara como local en la villa. "Tendríamos un problema muy serio de orden público y de seguridad ciudadana. Eso es cierto y no me invento nada", expuso. Días después admitió su error y reconoció que el torneo tendría un impacto económico "importante" -un informe de la UEFA lo cifra en más de 30 millones de euros-, pero deslizó una piedra contra ese argumento

"Si tanto es el efecto económico, qué poca gente ha pedido que se juegue en su ciudad. Si mañana jugara España en San Mamés, se producirían varios fenómenos. Primero, junto a la selección española vendrían un montón de autobuses con banderas rojigualdas con aguiluchos y con toros negros encima, a tomar posesión de las provincias traidoras. Y a la vez habría otro grupo grande esperándoles a esos en la Gran Vía en una quedada a mitad de camino. Y tendríamos un despliegue de toda la plantilla de la Ertzaintza con todas las tanquetas en la calle. Y la hostelería igual no tendría mucho negocio que hacer, porque tendrían que bajar las persianas porque les rompieron los cristales", aseguró.