El Correo

FÚTBOl | Mercado de fichajes

El Atlético ya gasta más de lo que ingresa

vídeo

Griezmann, tras pasar el reconocimiento médico con el Atlético de Madrid. / Kiko Huesca / EFE

  • Los fichajes de Griezmann y Ansaldi elevan el desembolso en refuerzos a casi el centenar de millones para mantener un proyecto ganador

Con el fichaje del francés Griezmann, confirmado este lunes por el Atlético de Madrid, el club rojiblanco ya dispone del atacante versátil que pretendía, para jugar en banda o como acompañante de Mandzukic en la delantera, y cuyo precio ha elevado el gasto en refuerzos del club rojiblanco hasta casi el centenar de millones. Concretamente, hasta los 94,5 millones, repartidos en siete futbolistas, dos de ellos contratados el mismo día, ya que al fichaje de Griezmann se ha sumado el del lateral argentino Ansaldi, procedente del Zenit de San Petersburgo.

El acuerdo entre el Atlético y la Real Sociedad para el traspaso de Griezmann ha culminado en 30 millones, la cifra que figuraba en la cláusula de rescisión del extremo francés a quien descartó el Olympique de Lyon por «bajito» y que la pasada temporada deslumbró como goleador (20 tantos; 16 de ellos en la Liga) en el ataque del equipo donostiarra. Griezmann, a sus 23 años, se ha convertido en el segundo fichaje más caro en la historia del Atlético, tan sólo superado por Falcao, por quien se pagaron 40 millones al Oporto en 2011.

Por Ansaldi, defensa que puede actuar en la banda izquierda y en la derecha, se desembolsan seis millones, que hay que sumar a los 7,5 por Correa (pendiente de su recuperación tras extirpársele un tumor en el corazón), los 19 por dos porteros (16 por Oblak y tres por Moyá), los 10 por el lateral izquierdo Siqueira, y los 22 por Mandzukic, el ‘9’ puro que llega para intentar olvidar los goles de Diego Costa. Los ingresos por traspasos, en cambio, alcanzan los 76,3 millones, divididos en los 38 ingresados por el delantero hispano-brasileño, los 20 por Filipe Luis, que también se ha marchado al Chelsea, los 11 por Adrián, nuevo delantero del Oporto, y los 7,3 por dos guardametas: cinco por Asenjo (Villarreal) y 2,3 por Roberto (Olympiacos).

Los gastos superan ya los ingresos, pero todos los relevos, a priori, son de garantías, con el objetivo de no romper los cimientos del equipo y mantener un proyecto ganador que amenazaba con desmantelarse cuando el equipo de Simeone acabó con el duopolio Barça-Madrid en la Liga y soñó con la conquista de la Champions hasta el minuto 93 en Lisboa. Los dirigentes rojiblancos consideran que este equipo será incluso mejor que el de la histórica campaña anterior. Además de asegurarse la continuidad de pilares como Miranda, Godín, Gabi, Koke y Arda Turan, y ‘repescar’ a Tiago, a quien Mourinho no reservó plaza en el Chelsea, para el ataque ha contratado a una pareja de delanteros que, tal y como esta el mercado, no han supuesto un precio descabellado.

Emotiva despedida

El presidente, Enrique Cerezo, prometió el jueves «dos buenos fichajes» y sólo han tenido que pasar cuatro días para hacer oficial la compra de Griezmann, que se despidió con una emotiva carta, aunque la Real no deseaba desprenderse de una de sus estrellas y por ello remitió al dinero de su cláusula, y también la de Ansaldi. Este era el defensa preferido por Simeone para reforzar ambos laterales, el de Juanfran y el de Siqueira, y cuya llegada provocará la cesión de Manquillo al Liverpool y la presumible venta de Insúa. Mientras tanto, la afición rojiblanca aún sueña con Cazorla para la mediapunta.