Muere Ortiz de Mendibil, el único árbitro que salió a hombros

Ortiz de Mendibil./
Ortiz de Mendibil.

El reconocido colegiado, muy popular por su trayectoria y mediático gracias al programa 'La Moviola', falleció anoche a los 89 años

JON URIARTE

No pudo disfrutar del primer título del Athletic en 31 años. La culpa fue del maldito golpe que se dio en Lezama, durante el verano de 2012. Tropezó entre aquellas obras que tanta guerra nos dieron y se fisuró el cráneo. Desde entonces luchaba para jugar todas las prórrogas. Ortiz de Mendibil murió anoche a los 89 años. El árbitro por antonomasia, que nació frente al convento de Santa Clara de ese Portugalete que siempre llevará bajo la piel. El funeral se celebrará mañana las 18.00 en la iglesia de Los Trinitarios de Algorta.

Hasta el accidente, paseaba por Las Arenas cada día. Orilla a la que cruzó tras casarse, el 5 del 5 del 55, con la pionera y campeonísima de golf Elvira Larrazabal. La madre de Íñigo, Carmen y Peru, que tuvieron en casa buenos ejemplos. Y eso incluye la sorna paterna. "Mi padre es árbitro por error. Escuchó que hablaban de fútbol en el Colegio de Árbitros y se quedó". Peru repasa viejas fotografías y añade anécdotas. "Empezó como los Hermanos Marx. 'Una tarde en las carreras', porque se estrenó en Somorrostro". No imaginaba entonces que se convertiría en el colegiado que más finales y semifinales ha pitado. "Y el único que ha salido a hombros. Fue en el Bernabéu, en el 69 y en la Copa de Europa entre Milan y Ajax. Y no era para tirarle al río". Ríe su hijo mientras cuenta que ese día declaró: "hay un flaco que va a ser muy bueno". Era Cruyff.

También surgen risas al recordar el clásico entre Madrid y Barça en el que alargó 9 minutos el partido. Hay quien habla de 11. "Un jugador se señaló la muñeca para recriminarle y respondió que igual tenía que echarle, porque no se podía jugar con reloj". Desde entonces le colgaron el sambenito de madridista. "Pero es del Athletic hasta la médula". Y de Portu. "Azkuna quiso hacerle Ilustre de Bilbao y respondió que si lo aceptaba su cuadrilla le mataba". Pero no fue por miedo, sino por principios. Nunca le ha temblado el pulso. Ni siquiera para pitar un Euskadi-Cataluña en el 71, con Franco vivo, o meterse una panzada de kilómetros para llegar al trabajo. "Urizar Azpitarte era linier suyo y cuenta que iban en un seiscientos a toda pastilla. Arbitraban en Valencia y el lunes estaban en Bilbao. Era visitador médico".

'Don Moviolo'

Y todo, con el plus de ser el malo de la película. "En un Sevilla-Atlético me llevó con él y le llamaban hijo de... Por eso Jaime Ostos, que me cuidaba durante el partido, me decía tranquilo no es por mamá, es por la abuelita". Siempre se lo tomaron en casa con filosofía. Como el día que fue a pitar un homenaje y le pidieron la entrada. Y eso que ya era muy popular gracias a la mítica 'Moviola'.

"Íbamos de vacaciones a Torremolinos, le llamó Pedro Ruiz, que llevaba Estudio Estadio, y nos plantamos en Madrid". Se tiró un puñado de años. "Le llamaban 'Don Moviolo'. Llegó a salir en una portada de Zipi y Zape". Aunque ser popular acarreaba algún malentendido. "Le confundían con Alberto Closas y le decían a mi madre que le habían visto en Madrid con una rubia, aunque estuviera pitando en Vigo". Pese a que le retiraron con 47 años, con 65 hacía mejores tiempos que los árbitros en activo y entrenaba descalzo por el Antiguo Golf. Pero todo eso fue ayer. Hoy ha pasado a un nuevo mundo, en el que puede hablar con Di Stéfano, Zarra, Kubala o su cuñado Lezama.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos