Este contenido es exclusivo para suscriptores

Navega sin límites desde 4,95€ al mes y además este mes podrás ganar una Smart TV con tu suscripción

logo-correo-on2.svg
Acceso ilimitadoNuevas secciones y más contenidosNueva app exclusiva sin publicidadInteractúa con los periodistasNuevas newsletters de autorOfertas y eventos exclusivos

Demandan a una empresa de Basauri por la muerte de su padre por silicosis

Imanol y Aitor, en segundo término, conservan el recuerdo del padre./Ignacio Pérez
Imanol y Aitor, en segundo término, conservan el recuerdo del padre. / Ignacio Pérez

Consideran que contrajo la enfermedad después de estar tres décadas en contacto con metales y «desprotegido»

LEIRE LÓPEZ

José Luis Benito Llorente, vecino de Basauri, falleció el pasado mes de septiembre a los 68 años. Se había jubilado tan solo tres años antes. Sus pulmones no pudieron aguantar más a causa de una silicosis, una enfermedad crónica respiratoria que suelen padecer los mineros por haber aspirado gran cantidad de polvo de sílice. En su caso, él era rebabador en Guivisa, una fundición de acero que se ubica en la localidad de Nervión-Ibaizabal. En ella trabajaba con piezas de acero de gran tamaño de las que se desprendía «arena de sílice y provocaba una gran cantidad de humo», recuerda uno de sus dos hijos, Imanol Benito. Él lo tiene claro. A su padre le mató «el trabajo». Y más en concreto, «la desprotección» que soportó durante las tres décadas en la firma metalúrgica.

 

Fotos