La trama de 'Juego de Tronos' sigue adelante

Jon Nieve, Tyrion Lanister, Ser Davos y Missandei, en un momento del rodaje este sábado./
Jon Nieve, Tyrion Lanister, Ser Davos y Missandei, en un momento del rodaje este sábado.

Jon Nieve, Tyrion Lanister, Ser Davos y Missandei continúan con el rodaje de la séptima temporada de la serie en San Juan de Gaztelugatxe

EIDER BURGOS

El rodaje de 'Juego de tronos' sigue este sábado en San Juan de Gaztelugatxe. Y como viene sucediendo en los últimos días tanto en este emblemático emplazamiento como en Barrika, la expectación es máxima. La presencia de Jon Nieve, Daenerys Targaryen, Tyrion Lanister, Ser Davos y Missandei en el rodaje atrae a los fans de la serie, ávidos de ver, aunque sea de lejos, a sus personajes favoritos.

Las vistas del restaurante Eneperi fueron este viernes algo casi exclusivo. La estampa que ofrece sobre la ermita de San Juan de Gaztelugatxe es casi única, con todos los accesos cortados y las zonas de claros llenas de vigilantes con chaleco reflectante. En el mirador, Olatz se acuclillaba ayer sobre la barandilla y se armaba con sus prismáticos: «¡Mira, Ibon! ¡Que está ahí Jon Nieve!», gritaba emocionada, mientras tiraba de las mangas de su chico. «¡Que ya lo sé! Mírala, como una niña pequeña».

El actor Kit Harington, uno de los personajes más carismáticos de la serie 'Juego de Tronos', causaba sensación en su visita a Euskadi. El jueves, durante su llegada a Loiu y durante la cena en el bilbaíno Mina junto a Peter Dinklage (Tyrion Lannister) y Liam Cunningham (Sir Davos). El viernes, el hijo bastardo de Invernalia fue el objetivo número uno de cámaras y catalejos en la primera jornada del rodaje de la séptima temporada en el imponente promontorio de Bermeo.

«¡Hombre, a quién no le gusta Jon Nieve!», asentía significativamente Olatz, vecina de Galdakao, «el pueblo más bonito del mundo», presumía. Ella vino con Markel, un amigo, los dos cargados con unos enormes prismáticos con los que recortar las distancias. ¿Qué veían? A Nieve y a Sir Davos subiendo y bajando escaleras -cuidado, que en total hay 241- en lo que parecía un ensayo, con lo que comenzaban a cavilar guiones: alianzas, escenarios o enemigos comunes. Uno y otro se declaran férreos seguidores de la serie y, si por Olatz hubiera sido, estaría allí abajo, escalones arriba y abajo: «Pensé en presentarme al casting, ¡pero solo necesitaban chicos!». Ella, por pasear junto a Jon Nieve; Markel, por ver de cerca a la Khaleesi: «Como la vea, le van a faltar seguratas para detenerme». Muy lejos no debía andar la madre de dragones, pues por la ermita andaba su doncella, Missandei (Nathalie Emmanuel), y un par de dothrakis sacados de su ejército.

«¡Qué remedio!»

«¡Ay, ay, ay, ay, Jon Nieve!», exclamaba Aitxiber al ver la foto del actor británico que EL CORREO publicó en primicia en su edición digital. A ella no le emocionaba tanto el rodaje en sí: «Si no me puedo tirar a su cuello...», bromeaba. El acceso cortado echó por tierra la excursión que tenía prevista para sus dos amigas llegadas de Salamanca, que cambiaron por una visita a Cabo Matxitxako.

Accesos cortados

Con motivo del rodaje, hace quince días que San Juan de Gaztelugatxe está renovando su aspecto. Se han adaptado las escaleras de piedra, donde se han colocado grandes pebeteros, y algunos viacrucis han sido cubiertos.

Dentro del secretismo que rodea toda la grabación, los accesos están custodiados por agentes de seguridad y los accesos están vetados para cualquier persona que no tenga que ver con el equipo de la HBO. Es por eso que Amaya llega desde Bakio a Gaztelugatxe ataviada de mendizale: «Vengo camuflada». Trae la cámara con la esperanza de captar alguna imagen del rodaje, «pero no da para tanto».

Deberá darse prisa, pues el rodaje solo se prolongará hasta este sábado mañana. Los accesos a la ermita, eso sí, permanecerán cerrados hasta el domingo.

Con lo mismo se encontraron una treintena de estudiantes de la University Studies Abroad Consortium (USAC), una beca para alumnos estadounidenses de másteres de negocios o de castellano que quieren estudiar el extranjero. Tenían previsto visitar Gaztelugatxe la semana pasada (todos los años repiten), pero el mal tiempo les obligó a cambiar la fecha. «¿Jon está aquí?», preguntaba emocionada Emily. Fue una de tantos del grupo que con soltura se prestaron a contestar ante las cámaras o el bolígrafo. Ella es de Washington DC, y su amiga Kaylie de Nueva York. Siguen la serie y los libros, y aunque la primera es partidaria de Cersei Lannister y la segunda de los Targaryen, no pudieron ocultar su emoción cuando se enteraron de que, efectivamente, el Comandante de la Noche había llegado a Bizkaia: «¡Es muy guapo!», exclamaban entre risas. «Ha sido en el bus que nos hemos enterado de lo del rodaje. No hemos podido visitar la iglesia, pero a cambio están saliendo en la televisión y en la radio», dice María Eugenia Maner, monitora de los chavales.

Últimas noticias

Manuel parecía la nota discordante de esta jornada, pues a quien primero nombró fue a Tyrion Lannister, que ya grabó hace dos días en Barrika: «Hace un papelazo». Viene de Almería -«tierra de cine»- a pasar unos días en la tierra natal de su mujer Itziar, natural de Mungia. Ella jamás ha visto la serie, aunque juntos se tomaron un 'selfie' con el set de rodaje al fondo. No era la primera localización de los Siete Reinos que Manuel visitaba, después de que la HBO se sirviese de la Torre de Mesa Roldán (Carboneras) para una intimidante escena del final de la sexta temporada.

Otros, para su pesar, no están tan entusiasmados con el alboroto: «Cómo no vamos a saber lo que están montando ahí, ¡qué remedio!», exclamaba Catalin, a la que interceptamos en el paseo de la mañana junto a Begoña, Monike y su pequeño perro Belka. Ellas no siguen la serie, aunque el sobrino de Catalin se empeña en enseñarle a descargarla -y casi la convence-. La cuadrilla no quiere ni pensar en la repercusión que pueda tener el rodaje en el enclave vizcaíno, más después de la avalancha de turistas que han notado este último año.