«Jamás pensé que sería amiga de Jorge Javier»

Eva Hache./
Eva Hache.

Eva Hache está pluriempleada con 'Got Talent España' (Telecinco) y la serie 'Web Therapy' (Movistar +). «En el concurso voto dependiendo de si se me ponen los pelos de punta o no»

MIGUEL ÁNGEL ALFONSO

Cuando Telecinco llamó a Jorge Javier Vázquez, Edurne, Jesús Vázquez y Eva Hache (Segovia, 1972) y les propuso fichar por Got Talent España (hoy, a las 22.30), los cuatro pensaron que iban a presentar el formato. Pero la cadena les tenía reservado algo bien distinto: formar parte de su jurado. «Y no me lo pensé», confiesa la humorista, que ha pasado de ser monologuista a evaluar a otros artistas. Este año está siendo de bonanza para ella, ya que también interpreta a Rebecca Miller, una terapeuta de renombre, en la comedia Web Therapy en Movistar Plus.

Entre su serie y Got Talent, está de buen año

Después de haber estado tanto tiempo sin currar, ¡Estoy de muy buen año! Me ha venido todo junto, pero esta profesión es así, o estás a dieta o te dan tres platos.

Se ha pasado al otro lado: de concursante de monólogos a jueza.

Todos los que estamos en el jurado habíamos pensado que nos llamaban para ser presentadores, que es lo que sabemos hacer. Las veces que había visto Got Talent había pensado que era un formato chulo pero no le había dado más importancia, pero cuando me propusieron ser jurado, no me lo pensé. Quería probarme en esto porque creo que soy objetiva aunque sé muy poco de muchas cosas.

¿Repetirá?

Ojalá que sí. Estos trabajos son de los que molan, de mucho curro en muy poco tiempo. Creo que he encontrado otra vocación en mí que es ser jurado y decirle a la gente ¡a ver, dónde vas! o ¡qué maravilla!. El programa tiene tanto de sorpresa, nos creíamos que lo sabíamos todo y nos han dejado con la boca abierta muchas veces.

Nunca le habíamos visto emocionarse.

Siempre intento mantener el control, pero en Got Talent no soy capaz porque te toca la fibra sin poderlo remediar.

¿En qué ha basado sus votos?

En si se me ponían los pelos de punta o no. Lo único que podíamos hacer los miembros del jurado era ser honestos. La sensación que te produce una actuación es algo físico y claro, hay alguna cosa que te puede gustar más o menos, pero si pasa por el filtro mental no es tan claro como cuando tu cuerpo se entrega.

¿Se ha arrepentido de pulsar el botón?

No. Creo que he sido justa y rigurosa, nunca complaciente. Además cuando he dicho no a alguien siempre he intentado construir algo, no devastarle. Tenemos que respetar muchísimo hasta al que menos nos guste, aunque sea solo por su esfuerzo.

¿Con quién coincide más del jurado?

Los bandos han ido cambiando, pero se ha formado una brecha de criterios justo a la mitad de la mesa en la que estamos y al final he coincidido más con Jorge Javier Vázquez.

A priori nadie lo hubiera imaginado.

Entre actuación y actuación hemos tenido mucho tiempo para charlar entre nosotros y me he dado cuenta de que él y yo tenemos muchos referentes parecidos, hemos vivido unas vidas similares y tenemos gustos idénticos. Luego evidentemente tenemos cosas en las que no coincidimos, pero fíjate que nos hemos hecho amigos, una cosa que sinceramente no pensaba jamás que me iba a pasar.

Él ha dicho que la próxima vez será más duro.

Ha dicho que igual ha sido un poco compasivo, pero yo estoy contenta. A Jorge Javier ni siquiera le gusta verse en televisión porque dice que no se soporta, a mí al contrario, me gusta mucho verme.

¿Se pulsaría el botón a sí misma?

Bueno, a veces he sido un poco pesada, daría al rojo para pararme (risas).

¿Está satisfecha con Web Therapy?

La experiencia de interpretar a la terapeuta Rebecca Millera ha sido fascinante, estoy muy satisfecha porque había hecho ficción cuando era pequeña pero esta serie es gloriosa. Me lo he pasado pipa.