El Correo

A vueltas con la TDT: arranca la cuenta atrás para resintonizar de nuevo los canales

La mayoría de comunidades de vecinos tendrá que adaptar la antena de nuevo.
La mayoría de comunidades de vecinos tendrá que adaptar la antena de nuevo. / REUTERS
  • La liberalización de la banda que compraron las operadoras de telefonía para desarrollar internet móvil de alta velocidad obliga a varias cadenas de televisión a mudarse de frecuencia. La mayoría de los usuarios deberá adaptar otra vez la antena antes del 1 de enero

Una nueva cuenta atrás ha empezado para la Televisión Digital Terrestre (TDT). En menos de tres meses, el 55% de los hogares de este país tendrá que adaptar su antena. Sí, otra vez habrá que llamar a un técnico para que se ocupe de verificar que la señal llega correctamente para disfrutar de los canales disponibles. ¿La razón? La liberación total del dividendo digital. De esa forma se conoce el proceso que se puso en marcha en 2005 con la llegada de la TDT y el cambio de sistema de emisión de la televisión de analógico a digital.

El primer paso fue el apagón analógico, que concluyó en 2010 y dejó en negro todos aquellos televisores sin codificador ni antena ajustada. Entonces, y gracias a las nuevas tecnologías, se liberó parte del espectro electromagnético puesto que las nuevas emisiones, por decirlo de algún modo, ocupaban menos espacio. En 2011, parte de ese espacio libre salió a subasta. Movistar (entonces Telefónica), Vodafone y Orange se hicieron con lo que se conoce como la banda de 800 Mhz (que abarca desde los 790 hasta los 862) por 1.035 millones de euros. Fue una operación que a muchos les sonó a chino, pero que desde finales de septiembre ha cobrado un nuevo sentido.

Ha llegado el momento de que las operadoras de telefonía utilicen ese espacio que, pese a haber cambiado ya de manos, no está 'limpio'. El Gobierno se comprometió a que lo estaría en 2014, pero el plan lleva un año de retraso. Todavía hay canales que se emiten en esa frecuencia y que serán desahuciados de la hasta ahora su casa a finales de año para cumplir con la reclamación de sus dueños. ¿Para qué lo quieren Movistar, Vodafone y Orange? Para desarrollar los servicios de acceso a internet móvil de muy alta velocidad, el llamado 4G que ofrecen desde hace ya unos meses.

Los canales desalojados

Será a partir del 1 de enero cuando se despliegue todo el potencial de esta tecnología. Así que los inquilinos de los canales que van del 60 al 69 tienen tres meses para desalojarlos y ocupar un nuevo espacio en los números 26, 27, 28, 30 y 35. Entre ellos están, por ejemplo, Antena 3, Cuatro, Telecinco, Gol T, AXN, Intereconomía y Teledeporte. Y mientras se mudan, tienen que emitir en las dos frecuencias, la antigua y la nueva, hasta el primer día del año nuevo. A partir de entonces ya solo podrán utilizar la última.

La liberación del dividendo digital es un mandato de la Unión Europea que el Gobierno ha de cumplir ya. Lleva meses de retraso. En 2012 se preveía que sería en 2014, pero el Ejecutivo no aprobó hasta el pasado 19 de septiembre el decreto que daba luz verde al Plan Técnico Nacional de la Televisión Digital Terrestre (TDT). Este documento es el que ha puesto en marcha la cuenta atrás para las comunidades de vecinos.

Cambios en la antena y subvenciones

Porque sí, en mitad de todo este pandemónium estamos los ciudadanos de a pie, que tendremos que adaptar nuestra antena para no perder canales. Tenemos tres meses, una contrarreloj que está poniendo a prueba a las comunidades, los administradores de fincas y los instaladores. ¿Este nuevo cambio significa que vamos a tener que rascarnos el bolsillo? La cosa no está clara, aunque parece que en un primer momento será así pese a que el Gobierno se ha comprometido a que no.

La arcas estatales destinarán 286 millones de euros para sufragar este gasto con cargo a los Presupuestos de 2015. Así lo dice en el plan técnico presentado, pero no hace mención de cómo se van a repartir. Mientras las ayudas directas a las televisiones públicas y autonómicas para compensar su gasto por el cambio de frecuencia han quedado reguladas por el Real Decreto 677/2014, las que afectan a las comunidades de propietarios están pendientes de otro documento que está "en tramitación" y, previsiblemente, verá la luz este mes.

Aunque el Gobierno asegura que "los ciudadanos no tendrán que asumir el coste del proceso", no se sabe cómo se tramitarán estas subvenciones, ni si serán abonadas a priori o a posteriori. Lo que sí parece previsible es que cada comunidad deberá realizar una serie de trámites, incluida la presentación del presupuesto de lo que le cuesta adaptar la antena, para recibir la ayuda oficial. Otra cosa es que la cobre antes o después de haber tenido que desembolsar el dinero.

Y ojo, en ese presupuesto deben estar incluidas las dos fases que conlleva el proceso, tal y como alerta la propia Federación Nacional de Instaladores e Integradores de Telecomunicaciones (Fenitel): la incorporación de los adaptadores para recibir la señal de los nuevos canales y, después, la desinstalación de los que quedan sin servicio y el ajuste final. El coste de todo esto podría ser de unos 20-25 euros por hogar de media en España.

9 millones de casas unifamiliares, libres

A vueltas con la TDT: arranca la cuenta atrás para resintonizar de nuevo los canales

Los costes globales de todo el proceso se han fijado en "300 millones de euros", tal y como recoge el plan del Ministerio de Industria, y supone un reducción de 500 millones con respecto a la primera previsión, fechada en 2011. Entonces, se calculaba que 1,2 millones de edificios tendrían que adaptar su antena con un coste medio de 42 euros por piso. Ahora, se ha reducido en 200.000 el número de inmuebles afectados y el coste medio se reduce a casi la mitad de entonces (22,6 euros).

Y es que la resintonización no afecta a todas las casas. Un 45% de la población no tendrá que preocuparse de adaptar su antena, según el Gobierno. Se trata de 9,2 millones de viviendas unifamiliares y 179.000 edificios colectivos residenciales. Son casas o comunidades que cuentan con un amplificador de banda ancha para la recepción de la señal y, por tanto, no necesitan instalar nada nuevo, explican desde Moncloa. Lo único que tendrán que hacer es resintonizar los canales desde su televisor.