El Correo

Imagine Dragons se cae del BBK Live

El cantante de la banda Imagine Dragons, Dan Reynolds. / Efe
  • "Bilbao, sentimos mucho cancelar este concierto", se lamenta el grupo en un comunicado

La actuación de ImagineDragons en el Bilbao BBK Live ha tenido que ser cancelada debido a problemas de agenda de la banda, que será sustituida en el cartel por los londinenses Bastille, ha informado hoy la organización. ImagineDragons es un cuarteto de rock alternativo formado en 2008 en Las Vegas, que conoció el éxito masivo con la publicación de su álbum debut 'Night Visions' (2012). Iban a actuar en la última noche del festival, el sábado 12 de julio.

En un comunicado difundido por la organización del festival, el grupo ha lamentado la situación: "Bilbao, sentimos mucho cancelar este concierto. Lo pasamos muy bien actuando en España el año pasado y teníamos muchas ganas de volver a veros a todos de nuevo. Desafortunadamente, esto tendrá que esperar un poco más. Tenemos que volver a Estados Unidos por cuestiones de agenda del segundo álbum. Estamos trabajando con el festival para buscar la manera de compensaros lo antes posible. Os lo haremos saber en cuanto lo solucionemos, esperamos veros muy pronto".

Su lugar en el cartel del sábado lo ocupará Bastille, banda del sur de Londres surgida del proyecto en solitario del joven talento Dan Smith, quien finalmente decidió formar un cuarteto. Bastille atrajo la atención del público gracias a la publicación en internet de algunas de sus canciones de melodías synth pop y letras elaboradas. Esta popularidad le abrió las puertas de los grandes festivales británicos como Isle of Wight y Glastonbury. La banda se ha abierto paso a golpe de sencillos como 'Flaws' hasta la publicación de su primer álbum, 'Bad Blood' (2013), del que ha vendido dos millones de copias. Con el primer sencillo oficial, 'Pompeii', Bastille llegó al número dos de las listas de su país, donde se ha convertido en un fenómeno. Son la primera banda en actuar en el Museo Británico e incluso el cineasta y músico David Lynch les pidió personalmente que remezclaran uno de sus temas.