Enrique de Ybarra, nuevo presidente de EL CORREO

Santiago de Ybarra y Churruca y Enrique de Ybarra se saludan tras acordar el relevo en la presidencia de EL CORREO./
Santiago de Ybarra y Churruca y Enrique de Ybarra se saludan tras acordar el relevo en la presidencia de EL CORREO.

Sustituirá en septiembre a Santiago de Ybarra y Churruca, que deja el cargo por razones personales

EL CORREO

El consejo de administración de Diario El Correo SA, sociedad editora de este periódico, designó ayer por unanimidad a Enrique de Ybarra como nuevo presidente. Sustituye a Santiago de Ybarra y Churruca, que ha ocupado este cargo desde 1989, y lo deja por razones personales. El nombramiento será efectivo el próximo septiembre y, tras el relevo, Santiago de Ybarra y Churruca continuará como consejero.

Enrique de Ybarra llegará así a la presidencia de un diario al que ha estado vinculado toda su vida, tanto en la faceta periodística como más tarde de consejero. Su relación con esta cabecera se remonta a sus antepasados, pues es nieto de Gabriel María de Ybarra y de la Revilla, uno de los fundadores de El Pueblo Vasco en 1910, e hijo de Javier de Ybarra y Bergé, presidente del entonces Grupo Correo, que fue asesinado por ETA en 1977. Ybarra estudió Periodismo en la Universidad Complutense y completó su formación en la de Columbia (Nueva York), antes de trabajar como corresponsal para la agencia Colpisa en Reino Unido y EE UU, viajar como enviado especial a varios países y hacerse cargo del área de Cultura de EL CORREO.

En la tarea estrictamente empresarial, ocupa desde 2001 cargos de primera responsabilidad: ha sido consejero de media docena de periódicos regionales del mismo Grupo incluido éste y presidente de Vocento entre 2012 y 2014. «Esta es mi casa, yo he nacido profesionalmente aquí», explicó ayer Enrique de Ybarra, que se mostró agradecido al consejo por su confianza y tuvo un recuerdo emocionado para quienes le han precedido en el cargo. También destacó «la alta conciencia profesional de los redactores de EL CORREO y la credibilidad que atesora, jugando en las ligas más importantes del Periodismo». En ese sentido, destacó el papel de «los grandes directores que ha tenido, ejemplo del mejor periodismo, y de los grandes empresarios que ha tenido y tiene». En cuanto a su próximo cargo, reconoció que su reto es «poder contribuir a ese periodismo de calidad y su contribución al mejor cambio social, al servicio de la sociedad y siempre respaldado por un consejo de administración garante último de la responsabilidad social que conlleva».

Etapa fructífera

Santiago de Ybarra y Churruca, que continuará al frente del consejo durante un trimestre, dio igualmente las gracias a consejeros y accionistas por la confianza que en él han depositado durante este tiempo. «Me retiro tras 27 años de presidencia porque es un buen momento para pasar el relevo a una persona más joven», comentó, después de hablar de un «balance extraordinario» en referencia a una etapa en la que la sociedad editora ha registrado un gran crecimiento, con adquisiciones de otros medios y enormes transformaciones. Ha sido un período caracterizado por el fortalecimiento del liderazgo del diario en su edición en papel y digital, que ha alcanzado un gran desarrollo y ha profundizado en fórmulas de acercamiento y personalización de contenidos que han resultado pioneras en los medios españoles. «EL CORREO está superando la crisis que ha afectado al sector gracias a la magnífica gestión de todos sus equipos, lo mismo en el ámbito económico que en el editorial», añadió.

En el consejo de ayer tanto Enrique de Ybarra como su predecesor se refirieron a ese liderazgo y a la vocación de mantenerlo y consolidarlo que siempre ha guiado a esta cabecera, sin alejarse ni un milímetro de la tarea de servicio a la sociedad. Los centenares de miles de lectores que en los dos soportes siguen cada día la información, los reportajes y la opinión de este diario así lo exigen.