Cuidado con el miedo

Cuidado con el miedo
Miguel González San Martín
MIGUEL GONZÁLEZ SAN MARTÍN

Los bomberos explican que en caso de incendio en una casa hay que salir, cerrar la puerta y pedir ayuda. Dicen que conviene saberlo desde niños, el aire de la puerta abierta alimentaría el fuego, extendería el humo. Hay maniobras que se hacen al revés por instinto, nerviosismo y desconocimiento, como nadar hacia la orilla cuando la resaca empuja con fuerza mar adentro o pisar el freno hasta el fondo si el coche está derrapando. Hay que saber con certeza qué hacer en esos casos para así actuar con serenidad y decisión, de forma adecuada. Hay sencillas actuaciones que salvan vidas. Quién no ha apretado con fuerza el pecho de un anciano atragantado, con los brazos bajo sus axilas, por la espalda, hasta provocar la tos salvadora que le hace escupir el obstáculo que lo ahogaba.

Durante los siniestros es muy importante estar serenos. El miedo a veces empieza por una obsesión neurótica con la seguridad, como esos americanos que construyen búnkers en sus jardines en previsión de un ataque nuclear. Hay quien propaga el miedo interesadamente. Proliferan los alarmistas vendedores de alarmas, los profetas del apocalipsis que divulgan conspiraciones imaginarias para que les encomendemos nuestra protección.

No existe la seguridad absoluta, pero conviene protegerse con sencillas previsiones, como los baratos detectores de humo. Es una buena idea también que los bomberos den charlas en las escuelas, aprovechen el tirón que tienen con los niños para inculcarles consejos elementales. En las películas americanas salían a veces bomberos voluntarios, bonachones y solidarios, a quienes les gustaba mucho ponerse el casco y tocar la campana. Cuando era niño y se quemaba el monte, a los obreros que volvían del trabajo en el tren los convertían en voluntarios forzosos, los subían en camiones monte arriba. Al ver el humo algunos se tiraban en marcha antes de la estación, volvían a casa vadeando el río. Eran otros tiempos. Ahora, en los pueblos alejados, se prepara a voluntarios para una intervención inmediata hasta que lleguen los bomberos.

Temas

Sucesos