Cuatro pequeños grandes relatos de agentes con valores

Concursantes y ganadores posan con el jurado, ediles y policías municipales, tras el acto de entrega/
Concursantes y ganadores posan con el jurado, ediles y policías municipales, tras el acto de entrega

En su último acto público como edil, Tomás del Hierro entrega los premios del concurso infantil de cuentos de la Policía Municipal

Julio Arrieta
JULIO ARRIETA

Cuando se fundó la Policía Municipal de Bilbao, «en 1844, solo había 10 agentes y un cabo. No estaban en este edificio, que entonces no existía, sino en el del Consulado junto a la iglesia de San Antón. ¿Y sabéis qué es lo que hacía falta para ser policía?», ha lanzado en plan suspense Tomás del Hierro, en su último acto público como concejal de Seguridad Ciudadana, a los niños que le escuchaban esta tarde en el Salón Árabe del Ayuntamiento. «¡Tenían que tener bigote!».

«¿Bigote? ¿Por qué bigote?», se ha preguntado en alta voz Jeansol Kileke, de 10 años, aferrado a la bicicleta que acababa de recibir de manos del propio Del Hierro. Era el galardón que le correspondía al haber ganado el Primer premio en la categoría absoluta de castellano en el Concurso de cuentos de la Policía Municipal de Bilbao, convocado con motivo de su 175 aniversario.

Jeansol había concursado con 'El secuestro de Ramón', en el que un agente de la Policía Municipal, el Ramón del título, es capturado por «un grupo extremista llamado Los Racistas» al que le sale el tiro por la culata, porque la ciudad se moviliza, Ramón es liberado, Los Racistas desaparecen y su líder detenido.

Su relato, como los demás premiados, incluye una ilustración y refleja la actividad de la Policía Municipal y alguno de los principios recogidos en la carta de valores 'Bilbao Balioen Agiria': solidaridad, justicia, social, respeto a los derechos humanos e igualdad entre hombres y mujeres, entre otros. El jurado, formado por Igone Etxebarria, Javier Onaindia y Elvira Etxebarria ha reconocido el trato de estos requisitos en todos los relatos premiados.

Así, el Primer premio en la categoría absoluta de Euskera fue para Ander Berasategui por su cuento 'Handiotan udaltzaina izan nahi dut'. En él, Ander relata la historia de Haizea, que desde los 10 años sueña con ser agente y trabajar en la unidad canina, empeño que logra a pesar de que «mucha gente» le decía que ese «era un trabajo de hombres». El Primer premio al mejor cuento en castellano en la categoría de segundo ciclo de Primaria ha sido para Ángel Ramírez, por 'el Policía Samuel y el rey malvado', en el que el agente del título se enfrenta a un monarca que tiraniza Bilbao. Por su parte, Aitana Núñez ha ganado el Premio al mejor cuento en castellano en la categoría correspondiente al tercer ciclo de primaria con el relato 'José no quiere compañeras', en el que una agente vence los prejuicios machistas de un compañero veterano.

Han quedado desiertas las categoría A y C por no cumplir los cuentos presentados las bases del concurso. En cuanto a los galardones, han consistido en dos bicicletas valoradas en 250 euros, para los premios absolutos, y dos patinetes valorados en 140 euros en las categorías B y D.

Premio al mejor cuento en castellano de la categoría D

Aitana Núñez Carrón Jose no quiere compañeras

José era un veterano policía municipal, su compañero se acababa de jubilar y le pusieron una joven compañera llamada Ane. José no quería compañeras mujeres, por lo que se quejó a su jefe, que no le hizo caso. Pero él siguió sin aceptar a Ane y solo le dejaba hacer labores fáciles.

Un día Ane, harta, le dijo a José: «Te propongo un reto. Si ganas, me voy; si pierdes, me respetas. Haremos una competición de natación, atletismo y rocódromo». José aceptó y pusieron fecha a la prueba.

A Ane le gustaba trabajar duro para conseguir las cosas. Todos los días iba al gimansio a hacer ejercicio después de trabajar. Además, solo comía frutas, verduras y comida sana. Los padres de Ane estaban preocupados por ella, así que le dijeron que pidiese cambiar de compañero. Pero Ane les dijo que el respeto se ganaba igual que el dinero, trabajando duro, hasta conseguirlo.

En cambio, José solo iba un día a la semana a entrenar, pensaba que ganaría por ser hombre. Llegó el día del reto y Ane y José se encontraron en el polideportivo de Miribilla.

Ane ganó la primera prueba, la de natación. José ganó la segunda prueba, pero en el rocódromo José fue más lento al ponerse el arnés, por lo que Ane ganó el reto.

José se disculpó y comprendió que las mujeres pueden hacer lo que se propongan.

Premio al mejor cuento en castellano de la categoría B

Ángel Ramírez Muza El policía Samuel y el rey malvado

Había una vez un rey malvado que vivía en Bilbao. Era un rey muy malo y trataba muy mal a las personas. La Policía estaba harta de que el rey no les dejase hacer su trabajo, decidió que era hora de acabar con la maldad del rey. Pero no sabían cómo. Un buen día llegó a la comisaría Samuel, un joven recién salido de la academia con muchas ganas de trabajar. Cuando le contaron lo malvado que era el rey y lo mal que trataba a la gente, decidió que no iban a continuar siguiendo sus normas y que salvaría al pueblo para darle una lección al rey.

La Policía decidió abandonar su trabajo. Bilbao se convirtió en una ciudad muy peligrosa. ¡Daba mucho miedo salir a la calle! ¡No había más que ladrones y delincuentes! Entonces el rey se dio cuenta de lo importante que era el trabajo de la Policía y decidió ser bueno con los habitantes de su ciudad. La Policía volvió a su trabajo, la ciudad recuperó su tranquilidad gracas a la idea de Samuel.

Primer premio en la categoría absoluta de castellano

Jeansol Kileke Bukaka El secuestro de Ramón

Hace unos años un policía bilbaíno llamado Ramón luchaba contra el racismo en la ciudad. Era un héroe debido a la gran labor que hacía a favor de la igualdad de todos los habitantes de Bilbao.

Existía un grupo llamado L.R., que significaba 'Los Racistas'. Era un grupo extremista y organizaron un plan para matar al policía Ramón.

Un día Ramón iba paseando tranquilamente, camino del trabajo, cuando empezó a escuchar unos gritos de «¡socorro!». Ramón empezó a correr para ayudar a la persona que estaba en peligro. Lo que no sabía Ramón es que era una trampa que le había hecho el grupo L.R. para secuestrarle.

Los compañeros de Ramón se enteraron de que le habían secuestrado porque Ramón siempre era puntual. Llevaba más de una hora de retraso. Toda la ciudad estaba muy preocupada y salieron a las calles abuscarle.

Después de unos días encontraron al cabecilla de L.R.. Le detuvieron y lo interrogaron.

-¿Dónde está Ramón?

Finalmente el cabecilla les dijo dónde estaba Ramón.

Ese día la banda de los Los Racistas desapareció. Desde ese día todo el mundo se enteró de que era importante tener respeto y aceptación.

Primer premio en la categoría absoluta de euskera

Ander Berasategui Abarquero Handitan udaltzaina izan nahi dut

Haizea 10 urteko neska bat da. Asko gustatzen jako animaliak, gehienak txakurrak. Bere aita eta aitona Bilboko udaltzainak dira, baina aitona orain erretiratuta dago. Haizea nagusia danean ere udaltzaina izan nahi du, txakur unitatean.

Badago jende asko Haizeari galdetzen diotela zergaitik udaltzaina izan nahi du eta ez medikua edo andereinoa, hori gizonen lana dalako eta besteak emakumeen lanak direlako. Berari axola ematen eutzan, udaltzaina izan nahi ebalako.

Haizearen aita eta aitona beti esaten diote gizonak eta emakumeak berdinak direla eta eskubide berdinak daukietelako. Udaltzaina izateko oso ongi trebatzen ba eban, ikastolan asko ikasten eta kirol asko praktikatzen ba eban, lortuko eban. Urte batzuk igaro ziren eta orain Haizea emakume gaztea zen eta Psikologia ikasi eban unibertsitatean. Egun batean, udaltzaina izateko azterketa egin eban. Gizon asko eta emakume batzuk egoizan azterketa egiten, baina Haizea ziur egoan azterketa gaindituko ebala. Eta horrela izan zen!!!

Bere ametza udaltzaina izateko egia bihurtu zen eta txakur unitatean lan egitea lortu eban.