LA CLAVE

Vuelven a licitar las obras del puente

El presupuesto se ha incrementado hasta cerca de 716.000 euros para volver a licitar el puente de hierro en Ondarroa. / MAIKA SALGUERO
El presupuesto se ha incrementado hasta cerca de 716.000 euros para volver a licitar el puente de hierro en Ondarroa. / MAIKA SALGUERO

Se aumenta el presupuesto para adjudicar la reforma de la pasarela de Ondarroa

MIRARI ARTIME ONDARROA.

La rehabilitación del puente de hierro de Ondarroa vuelve a estar entre las prioridades de la Diputación varios meses después de quedar desierto el concurso de adjudicación de las obras por falta de empresas interesadas. «Se recibió una única propuesta para acometer el proyecto y fue presentada fuera de plazo por lo que no se pudieron encargar los trabajos», detallaron desde la institución foral.

Tras aumentar hasta cerca de 716.000 euros el presupuesto de ejecución, el departamento de Desarrollo Económico y Territorial ha licitado otra vez los trabajos para reformar y consolidar la pasarela giratoria de la localidad costera en un plazo de nueve meses.

Presupuesto.
Se ha elevado hasta cerca de 716.000 euros el montante para su ejecución.
Monumento.
El proyecto está marcado por estar en el Inventario del Patrimonio Cultural vasco.

La intervención diseñada, tendrá, principalmente tres objetivos. Por una parte, consolidar los elementos estructurales del puente, así como el pavimento de madera y por otro lado, mantener y, en su caso, recuperar el sistema de engranaje que permita al menos el accionamiento manual original que dote de movilidad a la pasarela.

«Asimismo, se tratará de permitir el eventual giro del puente sobre la Alameda, eliminando los elementos de la urbanización que supongan una agresión a la basa izquierda o representen una barrera visual o física al movimiento», según se recoge en el plan aprobado por la Diputación.

El proyecto para devolver a su esplendor a la estructura del ingeniero José González Langarica estará marcado por su condición de Bien Cultural con la categoría de Monumento incluida en el Inventario del Patrimonio Cultural vasco.

También conocido como puente de Alfonso XIII o 'plaiko zubixe', la estructura de 23 toneladas de acero, hierro fundido y madera, se sustenta en dos pilas de hormigón de forma circular recubiertas de piedra labrada que presentan un profundo detiorio provocado por la acción corrosiva del salitre y la falta de mantenimiento que ha sufrido durante años al no estar definida su titularidad.

«Además de sufrir un avanzado estado de oxidación, los intersticios de la maquinaria, ruedas de engranaje y demás elementos que permiten el giro, presentan serios ensuciamientos, depósitos terrosos y abundante flora vegetal», detallaron técnicos forales en su informe de inspección.

Cerrado desde 2016

Para evitar la pérdida de la pasarela, considerada como un caso único en el Estado y de las pocas de su tipología que se conservan en Europa, se procederá al desmontaje de los dos voladizos y contrapesos que la componen para trasladarlos a un taller y sustituir allí los elementos inservibles por otros que permitan recuperar su singular giro.

Una vez ejecutada la obra, será objeto de una revisión anual de control por parte de los técnicos forales. La inspección principal «debería realizarse cada tres años», señalan en su informe y «sería aconsejable que lo pintasen cada quince», plantean.

El principal acceso del casco urbano con la playa Arrigorri permanece cerrado a los peatores desde agosto de 2016 por razones de seguridad. Desde Urbanismo detectaron que se había desplazado varios centímetros, por lo que existía un importante riesgo de colapso.

 

Fotos

Vídeos