Vecinos de Busturia denuncian ante el Ararteko el cierre de dos de las salidas del barrio Abiña

Acusan al Consistorio de «privatizar» todos los veranos los caminos públicos y permitir el vallado de cunetas en Ibarreta

IRATXE ASTUIBusturia

Los vecinos del barrio Abiña, así como los de Urkizuri de Busturia están «hartos» de que todos los años, por estas fechas, el Ayuntamiento de la localidad proceda a cerrar dos de los tres caminos públicos que conectan sus áreas de residencia con el núcleo urbano de Axpe. Al parecer, la Administración local toma esa medida con la llegada de la época estival -a partir del mes de junio- a fin de reorganizar el tráfico rodado en torno a la playa de San Antonio, a la que acuden numerosos bañistas.

«Utilizan ese pretexto para dejarnos una única vía de salida a la carretera general, que pasa por el 'bidegorri', y que provoca situaciones de peligrosidad demostrables por su estrechez, con peatones en la cuneta, salidas de calzada y golpes de chapa», aseguran los residentes. Ante esa situación, «y en vista de que a nosotros no nos hacen caso», la agrupación vecinal Abiñako Auzokideen Elkartea ha recurrido esta vez al Ararteko para que solicite ante el Consistorio el levantamiento de esos cierres, «ya que se trata de caminos públicos que facilitan la conexión entre las barriadas», reiteraron.

El acceso por el que están obligados a circular los vecinos de Abiña-Urkizuri en verano «es de tan solo 600 metros de largo y 2,80 de ancho, por el que, muchas veces, se hace imposible el paso de camiones de reparto y basura, por no decir el de un camión cisterna de bomberos», alertaron.

Restablecer la OTA

De hecho, «si queremos salir del barrio tenemos que realizar un recorrido extra de 2.400 metros con el consabido consumo de combustible y afección al medio ambiente», apuntan. En ese sentido, los afectados han solicitado al Defensor del Pueblo vasco que les ayude en el reclamo de la construcción de un acceso a Axpe, así como cambios de sentido de la circulación en el entorno de la playa.

«Queremos que se restablezca la OTA con vigilantes en Abiña para limitar los tránsitos en busca de aparcamientos junto al arenal», añadieron. Desde el colectivo Abiñako Auzokideen Elkartea critican también que el Consistorio local permita a algunos vecinos el vallado de las cunetas de los caminos rurales, sobre todo en el área de Ibarreta, «sin licencia y sin respetar la separación de un metros establecido por la Ley», sentenciaron.