El reciclaje orgánico desembarca en Bermeo para elaborar compost «de calidad»

Una vecina de Busturialdea separa materia orgánica en casa para reciclar. /  MAIKA SALGUERO
Una vecina de Busturialdea separa materia orgánica en casa para reciclar. / MAIKA SALGUERO

La instalación de los contenedores marrones y el reparto del kit con el cubo y las bolsas biodegradables entre la ciudadanía empezará la semana que viene

IRATXE ASTUI BERMEO.

Bermeo implantará el quinto contenedor para la recogida de materia orgánica a partir de la semana que viene, lo que obligará a modificar los hábitos de reciclaje en los hogares. El Ayuntamiento llevará acabo, desde el próximo día 21 hasta el 2 de abril, una potente campaña informativa «con el fin de explicar a la ciudadanía el proceso de recogida de esta fracción», que se destinará a la elaboración de compost y abono «de calidad», detallaron fuentes municipales.

La iniciativa, a la que se suman cada vez más localidades de la zona, está encaminada a «obtener el máximo aprovechamiento de los residuos que generamos», señaló la concejal de Medio Ambiente, Irune Ormaetxea. En el contenedor marrón se podrán recoger restos de fruta, verdura, carne, pescado y otros alimentos, crudos o cocinados, así como posos de café e infusiones, servilletas usadas y restos de jardinería y ramos de flores, entre otros desechos.

«La materia orgánica supone aproximadamente el 40% de los residuos que producimos y que, buena parte de ellos, no los reciclamos y los echamos al contenedor de tapa gris. A partir de ahora, al destinarlos al compostaje cerramos el ciclo de la materia y devolvemos a la tierra los alimentos, convirtiendo el residuo en recurso», destacó Ormaetxea.

El desembarco del quinto contenedor en Bermeo implicará el compromiso por parte de los vecinos interesados en la recogida separada de los residuos orgánicos reciclables. Las personas que se sumen a la iniciativa obtendrán un kit que incluirá un cubo de color marrón, bolsas compostables y un tríptico informativo, «por si les surgiera cualquier duda sobre la matería que se puede reciclar, ya que en este recipiente únicamente podremos depositar residuos orgánicos de origen vegetal», señalaron. El resto, «deberemos tirarlo cada uno a su contenedor correspondiente como hasta ahora», recordaron fuentes municipales.

Charlas informativas

El depósito para la basura orgánica en las viviendas tendrá diez litros de capacidad y estará aireado «para evitar olores». Los vecinos que se sumen al proyecto obtendrán también una tarjeta para abrir los recipientes marrones que se instalarán en las calles y plazas de la localidad.

Asimismo, las denominados grandes generadores entre los que se encuentran cerca de medio centenar de establecimientos como fruterías y ultramarinos, además de centros escolares, la residencia de ancianos y el hospital psiquiátrico, han mostrado ya su interés en participar en el proyecto. «En la primera fase de la campaña, esperamos que se apunten unas 1.500 familias lo que supondrá el 20% de la población», matizaron.

Con la idea de que la iniciativa cale entre los residentes, el Ayuntamiento ha organizado una agenda de conferencias, que correrán a cargo de técnicos de los servicios medioambientales Spora, y que tendrán lugar en al sala Nestor Basterretxea el día 20, a las 16.00, 17.00, 18.00 y 19.00 horas. Los asistentes recibirán todo tipo de explicaciones y podrán aclarar dudas sobre la recogida selectiva de orgánico.

Asimismo, durante las jornadas que dure la campaña, se instalarán puntos de información en diferentes lugares de la villa marinera en los que un grupo de educadores enseñará a las personas interesadas cómo realizar la selección de los materiales. «Además, recogeremos los datos de las personas dispuestas a participar y se les entregará el kit necesario para hacerlo», apuntaron.

Temas

Bermeo