El puerto de Bermeo se reactiva con las primeras descargas de bonito

Una mujer transporta el bonito hasta la cofradía de Bermeo. /  MAIKA SALGUERO
Una mujer transporta el bonito hasta la cofradía de Bermeo. / MAIKA SALGUERO

El pesquero 'Otzarri Berria' ha abierto la temporada con la venta de 6.700 kilos a un precio medio en lonja de 7,50 euros

MIRARI ARTIME GERNIKA-LUMO.

Con la llegada del verano, el puerto de Ondarroa cede el protagonismo que tiene en primavera con la costera de la anchoa, al muelle de Bermeo, donde una veintena de unidades se han sumergido ya de lleno en la campaña del bonito. De hecho, a principios de semana, la cofradía de pescadores ha celebrado la primera subasta de la temporada procedente de las capturas del 'Otzarri Berria'.

Los cerca de 6.700 kilos de esta especie, apresados en aguas del Atlántico mediante el sistema de curricán o cacea, alcanzaron distintas cotizaciones, según el tamaño de las piezas. Las unidades más grandes, de más de siete kilos, se vendieron a diez euros, mientras que la mediana, de entre cuatro y siete, llegó a 7,50 euros. El pescado más pequeño se pagó a tres euros. Una conocida firma comercial adquirió casi 1.500 kilos para su posterior distribución en la cadena de supermercados que la cooperativa cuenta en todo el País Vasco.

Otras tres embarcaciones caceras con base en el puerto bermeano han optado por la cercanía y han comercializado sus capturas en la rula de Avilés, donde descargaron alrededor de 16.400 kilos. La cotización en lonja varió entre 6,85 y 7,83 euros el kilo. Dos unidades más arribaron a la dársena de Musel, en Gijón, con unos 10.400 kilos, que se vendieron entre 7,02 y 7,37 euros. Oficialmente, la temporada de subastas de esta especie en las lonjas del Cantábrico arrancó la semana pasada con precios récord en el puerto de Avilés.

Incremento de cuota

De hecho, el primer atún blanco comercializado en la lonja de esta dársena asturiana alcanzó los 300,20 euros el kilo, superando a los 134,20 del año pasado. Aunque los arrantzales no se atreven a aventurar el desarrollo de la costera, las previsiones son optimistas en cuanto a la situación del recurso. De hecho, el total admisible de capturas para 2018 es de 33.600 toneladas, un 20% tras constatar la buena situación del stock.

La flota estatal tendrá así una cuota cercana a las 18.000 toneladas. Los puertos vascos recibieron 6.760 toneladas en 2017, con un valor en primera venta de 26,3 millones de euros y un precio medio de 3,89 euros el kilo. Bermeo contabilizó un total de 701 toneladas, mientras que en Ondarroa se subastaron alrededor de 603.

Temas

Bermeo

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos